El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, pidió hoy de nuevo a los bancos que declaren cuanto antes los activos tóxicos que tienen en sus balances para que sea posible evaluar la solvencia del sistema y recuperar la confianza en el sector.

"La Comisión pide a los bancos que declaren los activos dañados en sus balances como medio para evaluar su solvencia. Cuanto antes lo hagan, antes se restaurará la confianza en el sector en su conjunto", dijo Almunia en un discurso pronunciado en Frankfurt cuyo contenido se difundió en Bruselas.

El Ejecutivo comunitario ya ha pedido a aquellos Estados miembros que pongan en marcha planes para ayudar a los bancos a deshacerse de los activos tóxicos, como la creación de 'bancos malos', que exijan a las entidades financieras que quieran beneficiarse que declaren sus activos dañados en un plazo máximo de 6 meses.