La acción no consigue superar el máximo significativo establecido en 7,96 y cede posiciones hasta encontrar apoyo en la directriz alcista que parte de mínimos del año pasado.

De esta forma no se decanta por romper ninguna de las referencias técnicas significativas y el volumen de negocio comienza a flojear. En este contexto comienza a parecer saludable esperar a una ruptura de niveles antes de actuar.

La recuperación de 7,96 permite que la serie de precios conserve una estructura de mínimos crecientes y deja el camino despejado hasta el máximo anual establecido en 8,73.

Circunstancias que permitirían acompañar el movimiento con un stop dinámico en la directriz alcista. Sin embargo, una pérdida de 7,52 confirmar ruptura de directriz alcista y favorece un cruce a la baja de las medias móviles de largo plazo, dejando al precio sin apoyo significativo hasta 7,22.


Almirall en gráfico diario