El laboratorio catalán Almirall  dijo el lunes que su beneficio neto aumentó un 6% entre enero y septiembre impulsado por el crecimiento de las ventas de su negocio internacional y por unos menores gastos en el periodo.  El beneficio neto de Almirall alcanzó 140,7 millones de euros, frente a 132,6 millones de euros en el mismo periodo del año anterior. La facturación del laboratorio se incrementó un 2,4%, hasta 701,3 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación o Ebitda se situó en 210,3 millones de euros, frente a 217,4 millones de euros entre enero y septiembre.