La compañía aérea de bandera Alitalia, en proceso de privatización, cerró 2007 con una pérdida por 495 millones de euros y necesita un urgente aumento de capital para su supervivencia, ha informado hoy la aerolínea. El Consejo de administración de la aerolínea aprobó anoche tras dos días de reuniones los resultados del ejercicio del año pasado, que registran una mejoría de 132 millones de euros, frente al mismo periodo del año anterior.Sin embargo, las pérdidas aumentaron respecto al resultado neto de 363,9 millones de euros anunciado el pasado febrero. Las pérdidas se debieron al aumento del carburante, que creció una media del 10,6% respecto a 2006; la fuerte presión de las compañías a bajo coste, las movilizaciones sindicales, que provocaron el descenso de la imagen de la aerolínea; y una reducción del valor de la flota por 97 millones de euros.