El presidente de Telefónica, César Alierta, dijo el viernes que la histórica bajada que registró el jueves la bolsa española se debió a la actuación de muchos inversores a corto plazo, que sacan beneficios cuando cae el valor de las acciones.  "[Los cortoplacistas] creyeron, en base a una serie de rumores, que tenían el caldo de cultivo adecuado" para suscitar "un fenómeno de venta masiva de los valores más líquidos del IEBX", como son Telefónica, Iberdrola y algunos bancos, dijo Alierta en una conferencia.