La 'exitosa' emisión de ayer de Grecia de bonos a diez años contó claramente con el reslapdo de los inversores internacionales. Los locales sólo compraron un 23% de los 5.000 millones de euros colcoados. Un porcentaje mayor, un tercio del total, fue a aprar a manos de inversores de Alemania y Reino Unido, según datos de HSBC, uno de los colocadores, recogidos por Bloomberg.