El gobierno alemán podría esta estudiando la concesión de un crédito  a Opel, filial alemana de General Motors, por valor de 3.000 millones de euros en lugar de avales crediticiones. Los fondos se sumarían al crédito puente de 1.500 millones para la automovilística y la inyección de 1.050 millones que hasta la fecha le ha ingresado el gobierno.