La economía alemana registrará un crecimiento del 3,7% en 2010, que se moderará el próximo año hasta el 2,4%, según los pronósticos del instituto Ifo.
El Ifo también pronostica que la tasa de paro se situará en el 7,7% este año y bajará al 7% en 2011.

"En los años venideros la actividad económica en Alemania cuenta con luz verde, aunque el ritmo de su expansión será notablemente inferior que en el presente ejercicio", explicó el instituto con sede en Munich.

En este sentido, la institución prevé en 2011 un debilitamiento del estímulo procedente del exterior y destacó que la balanza comercial realizará una menor aportación al crecimiento del PIB respecto a este año.

Por otro lado, el Ifo augura que la economía mundial registrará un crecimiento en 2010 del 4,7%, mientras que de cara al próximo ejercicio espera que la expansión global sea del 3,6%.