Estas cifras están impulsadas por el encarecimiento del aluminio y de su materia prima, la alúmina, así como por el aumento de su facturación que ha superado los 12.500 millones de dólares frente a los 10.000 millones del mismo periodo del año anterior.

Aunque estos resultados son mejores de lo previsto, no convencen las cifras relativas únicamente al segundo trimestre, temporada durante la cual Alcoa ha logrado un beneficio neto de 322 millones de dólares, el doble frente al segundo trimestre del año pasado. Sus ingresos han subido un 27% hasta los 6.585 millones de dólares.

El presidente de Alcoa, Klaus Kleinfield cree que las perspectivas generales de Alcoa son positivas a pesar de la desigual recuperación económica porque la compañía crece en sus principales mercados y la demanda de aluminio aumentará un 12% este año y se "duplicará" hasta 2020.

Los futuros del gigante del aluminio cotizaron estos resultados con un ascenso de más del 2%.