La compañía estadounidense Alcoa, uno de los mayores productores de aluminio a nivel mundial, registró un descenso del 54% en su beneficio en el primer trimestre, según datos de la empresa. Alcoa se anotó un beneficio neto de 303 millones de dólares o de 37 centavos por acción, cuando los analistas esperaban 48 centavos por título. La caída se justifica por el aumento de los costes energéticos, la debilidad del dólar y la caída en el precio de los metales.
Excluidos costes por reestructuración e impuestos, la ganancia por acción habría sido de 44 centavos, frente a los 79 centavos del primer trimestre de 2007. Los analistas consultados por la firma Thomson Financial preveían un beneficio por acción de 48 centavos. Los ingresos totales ascendieron a 7.375 millones de dólares, comparado con los 7.908 millones obtenidos en los tres primeros meses del ejercicio anterior y con los 7.220 millones que preveían los expertos de Wall Street. El descenso en el beneficio fue consecuencia en parte de los mayores costes de la energía y el efecto adverso del debilitamiento del dólar frente a las principales divisas, resaltó la compañía en un comunicado de prensa. Alain Belda, presidente y consejero delegado de Alcoa, señaló que la empresa había generado sólidos resultados a pesar de las difíciles condiciones económicas. Resaltó que los precios para los productos que fabrica se mantienen cerca de niveles históricos, debido sobre todo a la demanda en Asia y de manera particular en China. "Los fundamentos del mercado se mantienen sólidos y estamos bien situados para impulsar los retornos cuando las economías de Norteamérica y Europa se recuperen", agregó Belda. Las acciones de Alcoa, que es una de las empresas que integran el índice Dow Jones de Industriales y la que abre la temporada de resultados trimestrales entre las grandes corporaciones, se depreciaron hoy un 4% al cierre de la sesión regular, antes de conocerse los resultados, y finalizaron a 37,44 dólares por título.