Wall Street comienza la sesión en negativo empujada a la baja por los malos datos en el plano empresarial. Los resultados de Alcoa y los recortes en la previsión de beneficios de AMD hacen prever que la tormenta económica aún no remite. Recortes de la renta variable estadounidense en una jornada en la que se conoció que las ventas pendientes de vivienda de febrero cayeron un 1,9% y en la que los inversores "castigan" especialmente al sector bancario, en el punto de mira de nuevo tras el informe sobre la crisis presentado por el FMI. También se pondrán sobre la mesa las actas de la última reunión de la Fed, celebrada el pasado 18 de marzo. Así las cosas, el barril de Texas aunque recorta ligeramente posiciones se mantiene en el entorno de los 108 dólares. En los primeros minutos de mercado el Dow Jones cede un 0,50% hasta los 12.549 puntos, el Nasdaq pierde un 0,70% hasta los 2.348 puntos y el S&P 500 recorta un 0,49% hasta los 1.365 puntos.
Los números no cuadran y los inversores no se fían. El panorama en la apertura del parqué neoyorquino es una clara apuesta por las ventas a tenor de los resultados empresariales de Alcoa. El gigante siderúrgico estadounidense ganó 662 millones de dólares en el primer trimestre, un 54,2% menos que en el mismo periodo del año anterior, o 37 centavos por acción frente a los 75 anteriores. El consenso de analistas esperaba un recorte pero no de este calibre. El mercado creía que la empresa anunciara una ganancia de 7.200 millones de dólares, o 48 centavos por acción. La compañía justifica este recorte por el encarecimiento de los costes energéticos y a la debilidad del dólar, pero sus explicaciones no convencen a los inversores que castigan a la compañía con pérdidas. Retrocede en la apertura un 1,50%. Parece que las buenas expectativas de Alcoa de cara al medio plazo no pesan más en la balanza que la desconfianza que acecha, a la más mínima ocasión, en cualquier rincón del parqué. Según explica la compañía, el mercado global permanece tenso y los precios están cerca de máximos históricos sobre todo por la demanda asiática, concretamente China, pero en estos tiempos que corren pesan más las cifras que lo que pueda pasar a medio plazo. “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar”… El goteo de compañías que están revisando a la baja sus previsiones de beneficio no cesa. Ahora le toca el turno a Advanced Micro Devices, la fabricante de chips advierte de que sus ventas para este primer trimestre caerán un 15% en relación al mismo periodo del año anterior. Estarán cerca de los 1.500 millones de dólares, por debajo de los 1.610 que esperaba el mercado. AMD no pasa por sus mejores momentos, ya que anunció además un recorte en su plantilla del 10% del personal, un hecho que no pasa desapercibido para los inversores que optan por la venta de sus títulos, en la apertura del mercado cede un 3,79%. En el sector tecnológico, pérdidas para casi todos los valores: Apple retrocede un 1,72%, Google se deja un 0,67% y Yahoo! salva el tipo con un repunte del 0,36% después de que ayer rechazara por segunda vez la oferta de compra lanzada por Microsoft por considerar que no alcanza el precio óptimo. El gigante informático por su parte recorta un 0,58%. Especial atención también para Novellus, el fabricante de equipamiento para las tecnológicas, se sube al carro de las pérdidas después de convertirse en una más en la lista de compañías que han recortado sus previsiones de beneficios. Si anunció que ganaría entre 21 y 24 centavos por acción, ahora estima que esa horquilla se reduce a entre 15 y 17 centavos. En la apertura Novellus se deja un 5,50%. Gráfico Dow Jones