Tras publicar sus resultados de 2011, ha llegado el esperado discurso del presidente de Banco Santandner, Emilio Botín. Tras augurar que 2012 “será complicado, especialmente en el área del euro”, ha mantenido su objetivo de alcanzar el core capital exigido por la Autoridad Europea y mantener la retribución al accionista.
Tras analizar los resultados de 2011, el presidente de Banco Santander, Emilio Botín ha dado las perspectivas para este ejercicio, tanto económicas como para la entidad. Desde el punto de vista económico, el mandatario de la entidad considera que “los países y en particular Latinoamérica tendrán crecimientos satisfactorios de la economía y de la actividad financiera”. Sin embargo, en las economías avanzadas la visión es más cauta.

“La mejora del entorno económico y financiero será muy gradual y sólo comenzará a hacerse visible de forma clara, a partir de 2013. Pensamos que en 2012 el proceso de ajuste macroeconómico y de desapalancamiento seguirá influyendo negativamente sobre el crecimiento y la actividad crediticia de las economías avanzadas en su conjunto, y muy especialmente en la Eurozona”. En el área del euro, la situación seguirá siendo particularmente complicada. La crisis global ha venido a cuestionar su diseño actual, con enormes implicaciones políticas y económicas.

En este sentido, “aunque el Consejo Europeo del pasado mes de diciembre dio pasos importantes hacia una mayor coordinación y disciplina financiera en Europa, queda mucho por hacer hasta que se recupere plenamente la confianza en la deuda soberana”. Sin ello, será difícil que se abran los mercados de emisiones privadas y que las empresas se puedan financiar con normalidad. Para la economía europea es hoy esencial que, más allá de la disciplina fiscal, se utilicen todos los mecanismos que hagan posible un rápido restablecimiento de la confianza.

España, de menos a más

En cuanto a España, a diferencia del año 2011, que empezó mejor de lo que acabó, el año 2012 -aunque es un año muy difícil - va a ir de menos a más. “Quiero destacar que los pasos que está dando el nuevo Gobierno español en el ámbito de las reformas y de la consolidación fiscal son muy positivos y están colaborando a que la deuda pública española haya tenido una evolución favorable en las últimas semanas. Son medidas dolorosas en el corto plazo, pero imprescindibles de cara al futuro”. Necesitamos cuanto antes tener una reforma laboral. Una reforma profunda y de calado, que de flexibilidad a las empresas y que establezca criterios de productividad en temas salariales.

Respecto al proceso de reestructuración del sector financiero español, si bien se ha avanzado mucho, debe finalizar cuanto antes. Lo que se ha conocido hasta ahora sobre exigencias de provisiones adicionales sobre activos inmobiliarios va en la buena dirección. Estas provisiones deberían constituirse en este ejercicio en su totalidad. Cada entidad deberá hacer sus propias provisiones limitando el uso de fondos públicos.  "Debo recordar que los bancos han hecho ya un esfuerzo excepcional y sin precedentes en Europa con motivo de la obligada fusión de los Fondos de Garantía de Depósitos de Bancos, Cajas y Cooperativas de Crédito a fin de solucionar, con los recursos del Fondo de los bancos, los problemas de algunas Cajas de Ahorros".

Las entidades no viables deberían ser vendidas.

“Como resultado, el nuevo entorno bancario deberá contar con entidades más grandes, más sólidas, más eficientes y con una red de distribución más ajustada a la dimensión del negocio. Todo ello será bueno para que se restablezca el flujo del crédito hacia la economía”. 

Botín ha asegurado que para este 2012 "no tenemos planes de adquisición ni realizaremos desinversiones significativas en los próximos años. La diversificación actual nos da el equilibrio adecuado". Tenemos una gran fortaleza de balance. "Mantener un alto nivel de beneficio nos permite también tener una elevada generación orgánica de capital".  Esto sumado a nuestra capacidad de ejecución, nos ha permitido cumplir con seis meses de anticipación los nuevos requisitos de capital.

"No hemos necesitado recurrir a nuestros accionistas, más allá de nuestra práctica habitual del scrip dividend, para alcanzar el 9% de capital.  El beneficio actual de Banco Santander está hoy muy por debajo de su potencial".

Nuestras prioridades para el año 2012 son:
1.- Finalizar los saneamientos del inmobiliario en España con las nuevas normas
2.- Llegar al 10% de core capital de acuerdo con la EBA
3. Y todo ello, manteniendo la retribución al accionista.

"Como dije en la reunión que tuvimos en Londres con Inversores en Septiembre, para 2014 estimamos alcanzar, asumiendo el mismo perímetro, un ROE del 12-14% y un ROTE del 16-18%, incluso a pesar del reciente empeoramiento del entorno internacional".

Los principales motores del crecimiento de la rentabilidad serán:

- Una normalización progresiva de los beneficios en los mercados maduros, especialmente en España, incluyendo las menores necesidades de provisiones.

- El crecimiento orgánico en nuestros mercados emergentes.

- Y el margen que tenemos para optimizar costes e ingresos