Día de debilidad debajo de niveles importantes esperando a lo que se haya dicho en la última reunión de la FED porque son totalmente protagonistas del mercado los Bancos Centrales y los caminos divergentes entre ellos: BoE, FED, BoJ y BCE. De cómo vean cada de sus economías, así se va a aprovechar el momento para mover el dinero.
 Vean esta interesante cita de Diario de Navarra, donde se ve quién fue la primera persona que viajó en coche.
"Bertha Ringer Benz, esposa de Karl Benz, el fabricante del primer coche del mundo, el Patent Motorwagen. El 5 de agosto de 1888, ella cogió el coche sin decir nada a su marido. Fue atrevida y recorrió 109 km. El viaje además de para visitar a su madre, sirvió para demostrar a su marido, que no confiaba del todo en el invento, que el vehículo tenía un gran futuro"

En este enlace pueden ver este primer coche files.mercedes-fans.de/images/2011/01/010-mercedes-benz-patent-motorwagen-motorwagen-benz-motorwagen-nr-1-klassik.jpg

Pues aquí en Europa nos ha pasado algo parecido pero con el programa cuantitativo, aunque las alegrías van por barrios.

Japón se inventó lo del QE y ese ejemplo lo siguieron EEUU y Reino Unido, aunque a Japón no le ha salido del todo bien esta vez, pero de momento parece que sí a EEUU y a Reino Unido que están al borde de subir los tipos. Visto el éxito de estos dos países, nos han puesto cara de “¿lo ves?” y Europa, que renegó de esta estrategia en pro de la austeridad, poco a poco se ve presionada para darla por buena ya que con el golpe de las sanciones a Rusia, se nos cortó la mejora.

Ahora todos pendientes de lo que hacen y dicen los bancos centrales y en un momento extraño porque nos acercamos a final de año y todo el mundo está pendiente del famoso rally.

Hoy el BoE ha mostrado que nada ha cambiado, que los que no quieren subir tipos son los mismos de siempre y lo que los quieren subir también, así que el mercado se ha quedado con lo que le ha dado la gana y creamos poco después máximos del día.

El BoE es una cosa, pero la FED es el jefe de todos y hoy veremos si aumentan las peticiones para subir tipos, algo que muestra que la economía va bien, o por el contrario aumentan los que quieren mantenerlos, algo que diría que las cosas no van tan bien.

Al final el mercado se va a quedar con lo que le venga mejor y es que no debemos perder de vista el fuerte optimismo que tiene el consumidor en EEUU y eso hace que más de uno se esté frotando las manos con la campaña de Navidad, algo que redundará en la fortaleza de la economía.

Veamos la sesión al completo:

Se esperaba una apertura débil tras la fuerte subida de ayer tanto en Europa como la creación de nuevos máximos en Wall Street. Los factores alcistas que ayer tanto gustaron siguen ejerciendo influencia.

La situación no cambia, ya que Wall Street cerró otra vez al alza con un SP creando el récord de cierre número 43, nada menos.

El PPI con un repunte en el subyacente y un aumento de la confianza de los constructores fueron los motivos principales por los que el riesgo en EEUU mejoró mucho. Vuelve a ser atrayente para el dinero el ver que hay datos macro que ayudan a pensar en una economía fuerte y que puede aguantar todo lo malo que viene desde Europa y desde Japón. También es cierto que nos acercamos a la temporada navideña y eso es otro punto fuerte.

No debemos olvidar la situación general que tenemos con respecto a los bancos centrales porque EEUU puede sufrir algo parecido a lo que les pasó a los emergentes. La FED corta sus estímulos pero Japón los mantiene y Europa está casi tomándolos, por lo que la perspectiva de crecimiento está en Wall Street y el dinero barato para préstamos está en Europa y Japón, por lo que puede haber carry trade. En los mercados emergentes esto tuvo lugar en su momento y ahora es parte del problema del frenazo de sus economías, así que no hay que perder de vista este factor.

Por otro lado, en Europa sólo vemos lo bueno. El BCE abre la mano a compras no sólo en deuda pública sino también corporativa, oro, acciones y ETF, por lo que los inversores corren a subir los precios sabiendo que las compras del BCE son ciegas, es decir, les da igual el precio, algo de lo que siempre se queja Alemania, pues hace que se pierda parte del efecto de las compras porque al comprarlo más caro, el poder de compra es menor.

A lo anterior, hay que añadir el ZEW de Alemania que repunta fuertemente y se ha tomado como una rotura de una tendencia bajista de la economía alemana, pero claro, esta mejoría va en contra del QE por parte del BCE, así que es una contradicción que preocupa.

Japón nos ha vuelto a sorprender otra vez, ya que una vez se ha metido el país en recesión, su Banco Central no cambia nada y mantiene su positiva visión de la economía diciendo que una moderada tendencia de recuperación se ha instalado en la economía. Aumenta su visión sobre las exportaciones. Pero claro, esta opinión contrasta con la que se dio para justificar el retraso en la segunda subida de impuestos, que la economía no lo podría aguatar….
Dentro de EEUU, y fuera de los temas económicos, el Senado ha rechazado limitar la capacidad de espionaje de la NSA… primera muestra de que los Republicanos están ya al mando, así que sectores como el energético tienen en ellos un gran apoyo que en algún momento asomará la patita.

Otra cosa a destacar en EEUU, es que el NYSE va a revisar las operaciones sobre Home Depot de ayer entre las 15h55 y las 15h56 (hora de NY), ya que generaron un fuerte movimiento a la baja… y se huele que es otro flash crash. No es el primero ni será el último tras el episodio que tuvo lugar en mayo de 2010.

En Europa, el BBVA, según prensa española, estaría negociando tomar una participación grande en el banco turco Garanti. Pare ello negocia con Dogus la compra del 14,89% que tienen y de esa manera no necesita hacer una OPA por el 100%.

Gamesa dice que ha logrado contratos en China por 112 MW.

En las aseguradoras tenemos que Generali espera conseguir sus objetivos para 2015 antes de lo esperado y subir el dividendo más del 40% gracias a una hoja de balance fuerte y sólida, así que puede ser un apoyo para el sector.

Con la apertura de Wall Street la situación no ha mejorado,
más bien al contrario, ya que la espera a lo que tenga que decir la FED nos ha sacado de máximos y está poniendo en rojo al mercado americano.

Los minoristas parece que están llevando la voz cantante de las esperanzas de la economía de EEUU y todo se puede ver en el gráfico de Wal Mart y la superación de sus máximos.

wmt

La situación en el mercado sigue siendo exactamente la misma que encontramos nada más comenzar la sesión, solo que nos hemos acercado a los máximos de ayer y un poquito más a la resistencia de la media de 200 sesiones los futuros sobre índices más importantes, pero con la debilidad de Wall Street, volvemos a pisar terreno negativo.
Poco a poco, según se van desarrollando los acontecimientos en la economía mundial, con Japón en recesión otra vez y con Europa todavía sin las ideas claras, lo que más se necesita en estos momentos es ver datos macroeconómicos y actitudes que ayuden a pensar que Estados Unidos tiene un consumo interno y economía interna lo suficientemente fuertes como para poder con todas las malas vibraciones exteriores y que será caldo de cultivo para el dinero que pueda generarse en otras partes del mundo gracias a los programas cuantitativos que ya están desarrollados en Japón pero que podrían estar por venir en Europa, tal como pasó con los mercados emergentes y Estados Unidos al comienzo de la crisis.

De momento estamos viendo que la confianza del consumidor está en niveles no vistos hace muchísimo tiempo, las minoristas también están dando resultados muy aceptables, aunque alguna tiene descenso de ventas, y además hoy hemos conocido que los permisos de construcción están cerca de máximos de más de seis años, lo que se toma como un indicador adelantado de lo que está por venir, y si esa preparación para la demanda es tan fuerte, es que la situación de fondo también es buena. Apoyando esto está la subida que conocimos ayer de la confianza de los constructores por medio del NAHB.

Sin embargo, al final lo que manda es la visión que tenga la Reserva Federal y si en las actas de esta tarde descendiese la discrepancia entre sus miembros acerca de una subida de tipos, por ejemplo, hay menos personas pidiendo una subida, la lectura que tendría el mercado podría ser que su visión de la economía es un poco menos fuerte de lo esperado. Sin embargo, si aumentase el número de personas pidiendo una subida de tipos, podría verse la lectura contraria, aunque la parte negativa siempre es la mayor cercanía de la subida de tipos.

La debilidad que tuvimos nada más abrir el mercado se esfumó y se tornó en ligeras subidas por una interpretación bastante confusa de la lectura de las actas de la última reunión del Banco de Inglaterra.

Recordemos que últimamente el mercado solamente está queriendo ver los aspectos positivos de los factores que nos influyen, dejando al margen los negativos que son también muy obvios.

Con respecto a las actas, tenemos que se ha votado un mantenimiento de tipos en el 0,5% pero hay dos miembros que han votado a favor de una subida del 0,25%. Las interpretaciones son dos:

La primera de ellas es ver que los que buscan una subida de tipos no se han visto amedrentados por las peores perspectivas de la economía, lo que algunos están viendo como fortaleza económica subyacente y eso ha favorecido las compras.

La segunda, es ver que no ha habido un incremento de aquellos que buscan una subida de tipos, por lo que todavía se mantiene en el limbo la fecha, algo que también ayuda a pensar en subidas en los mercados de riesgo.

Como podemos ver, todo es muy difuso y esa falta de convicción en los motivos para darnos la vuelta, se ven en los gráficos de 30 minutos, ya que hay una clara divergencia bajista del RSI con respecto a cómo estaba en los máximos de ayer.

También hay que añadir algunos factores técnicos, como la aparición de los mínimos del día de una clara estrella de la mañana el futuro del índice alemán, algo que ha añadido más leña al fuego.

Los factores que generaron la fuerte subida reciente siguen encima de la mesa, y con respecto al Banco Central Europeo, el mercado tiene casi por seguro una intervención del mismo muy amplia y ahora mismo la cuestión es cuándo va a tener lugar.

Al acercarnos tanto a la resistencia, han aparecido algunas muestras de recogida de beneficios que se están viendo potenciadas por malas noticias en el sector minero.

En concreto, los problemas están viniendo otra vez por la debilidad de los precios en el mineral de hierro, cuyo futuro en China se ha desplomado un -5% y ha creado un nuevo mínimo histórico. Como podemos imaginarnos, los precios siguen siendo el verdadero quebradero de cabeza de las mineras y algunas de sus subidas recientes han quedado en entredicho precisamente por no tener apoyo de una tendencia alcista sólida en algunos metales.

Ahora mismo es el peor súper sector del día con un descenso nada menos de -1,72%, lo que supone un lastre bastante importante para el índice británico, ya que todas las importantes cotizan en Londres.

El crudo tampoco nos da alegrías, y sigue pisando demasiado a menudo el terreno negativo, haciendo que las petroleras vuelvan a descender casi un -0,3% y muy pendientes de la reunión de la OPEP de la semana que viene, a ver si acuerdan un recorte de la producción que pueda disparar el precio.

Los servicios financieros empeoran -0,8%.

Al comienzo de la sesión teníamos a muy pocos súper sectores en positivo, pero al final las buenas noticias se están imponiendo y el súper sector de aseguradoras es uno de los mejores del día con 0,19% tras decir Generali que va alcanzar sus objetivos antes de lo previsto.

Construcción y materiales es el mejor con +0,48%.

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo comprador y la reducción se ha parado, pero hay que seguir vigilando.

Las actas del BoE:

Se han mantenido en sus trece los dos miembros del BoE que buscan una subida de tipos pero no ha aumentado, por lo que la idea de subir tpos no ha ganado adeptos. Esto es positivo para el mercado, pero también está el otro lado de la moneda, no han cambiado de opinión los que quieren la subida y eso hace ver que hay solidez en la economía. Vamos, que el que no quiera ver excusa para subir es que no quiere...

La crisis de Ucrania va para largo:

El Ministro de Exteriores de Alemania dice que hay una sustancial diferencia de visiones sobre el conflicto de Ucrania con respecto a Rusia. Dice que hay que esperar a ver si las conversaciones con Putin tienen efecto en más o menos 3 semanas, pero que estamos muy lejos de una reducción del escalado sostenible en la zona.

Las exportadoras alemanas han descontado la crisis de Ucrania:

Los exportadores alemanes piensan en un crecimiento de las exportaciones del +4% en 2015 si no hay más conflictos internacionales. La parte buena es que cuentan ya con más sanciones a Rusia y también durante mucho tiempo, así que es una buena noticia que lo hayan descontado y así piensen en aumento.

Los datos de Europa de hoy:

Suiza:

El índice de expectativas del ZEW de Suiza mejora fuertemente a -7,6 desde el -30,7 anterior.

Los datos de EEUU de hoy:

- Construcción de viviendas de octubre bajan -2,8% a una tasa anualizada de 1,01 millones de unidades desde los 1,04 anteriores, peor de lo esperado que era una bajada hasta 1,03.

La construcción de viviendas unifamiliares alcanza el nivel más alto desde noviembre de 2013.

Los permisos de construcción, que se considera el indicador adelantado, suben +4,8% hasta los 1.08 millones de unidades anualizadas, mejor de lo esperado que eran una mejora a 1,04 desde los 1,02 anteriores.

Los permisos suben al nivel más alto desde junio de 2008.

Cifra general mala, pero los permisos mandan y compensan la cifras.

Volvemos a la dualidad reciente de los datos macro, ligeramente mejores de lo esperado en conjunto, bueno paar la economía pero malo porque nos acerca a la subida de tipos. Dado que Europa tiene problemas y Japón también, vale más ver la fortaleza de los permisos de construcción, por lo que es ligeramente positivo para el mercado, ligeramente negativo para los bonos y ligeramente positivo para el dólar.

Resumiendo la sesión: Día de debilidad debajo de niveles importantes esperando a lo que se haya dicho en la última reunión de la FED porque son totalmente protagonistas del mercado los Bancos Centrales y los caminos divergentes entre ellos: BoE, FED, BoJ y BCE. De cómo vean cada de sus economías, así se va a aprovechar el momento para mover el dinero.