El grupo inmobiliario AISA  dijo el jueves que tuvo pérdidas por 1,1 millones de euros en los tres primeros meses de 2009, afectada por la crisis crediticia y económica. El año pasado, AISA había obtenido en los tres primeros meses un beneficio neto de 4,2 millones de euros. AISA dijo en una nota remitida al regulador bursátil que en el primer trimestre obtuvo ingresos de 38,7 millones de euros, unos 30 millones de euros menos que en el ejercicio anterior. El grupo dijo que sus ingresos llegaron procedentes de entregas de promociones en Pamplona y Málaga. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la compañía ascendió a 1,6 millones de euros en los primeros tres meses.