La aerolínea regional Air Nostrum prevé para este año unos beneficios "a la baja, similares" a los del pasado ejercicio o inferiores "si la demanda sigue floja", ya que en el primer trimestre perdió 6.500 pasajeros respecto a 2007 y podría suponer la "reducción de aparatos". Así lo ha explicado hoy en rueda de prensa el consejero delegado de Air Nostrum, Carlos Bertomeu, tras anunciar la nueva línea directa que operará la compañía entre Valencia y Viena, a partir del 26 de julio y hasta el 6 de septiembre con tres vuelos semanales de doble frecuencia.