La compañía francesa de gases industriales Air Liquide obtuvo un beneficio neto de 750 millones de euros en los seis primeros meses del ejercicio, lo que representa una mejora del 11,1% respecto al mismo periodo de 2010, informó la empresa.

La cifra de negocio de la multinacional se situó en 7.115 millones de euros, lo que implica una subida del 9,2% respecto al primer semestre de 2010.

El presidente y consejero delegado de Air Liquide Benoît Potier, destacó el fuerte alza de los beneficio como consecuencia del impulso positivo de la compañía en los mercados, a pesar de los eventos registrado en regiones como Japón y Oriente Próximo.