AIAF, el Mercado de Deuda Corporativa de BME, ha admitido  a cotización una emisión de bonos verdes de ADIF-Alta Velocidad, por importe de 600 millones de euros.

La emisión tiene un vencimiento previsto de 6 años y abonará un interés del 0,8% anual. El nominal unitario de los títulos es de 100.000 euros y la colocación ha ido destinada a inversores institucionales. 
 
El sindicato de colocadores ha estado formado por BBVA, Banco Santander, BNP Paribas y Crédit Agricole. Según informa la compañía, el 45% de la demanda proviene inversores especialistas en este tipo de bonos.
 
Los bonos verdes son títulos de deuda que se emiten para generar capital destinado a financiar proyectos que generen beneficios ambientales o relacionados con el cambio climático.Los ingresos generados por esta emisión se destinarán a Proyectos Verdes Elegibles (PVE) en dos categorías: nuevas líneas y extensión de las existentes de alta velocidad y mantenimiento, renovación y eficiencia energética.
 
ADIF-Alta Velocidad se convierte así en la primera empresa pública en emitir bajo el formato de bonos verdes en España. 
 
Julio Alcántara, Director General de BME Renta Fija, ha señalado con este motivo que “el segmento de bonos verdes está creciendo de forma exponencial en todo el mundo, en la medida que las empresas avanzan en sus planes de responsabilidad social y en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Tanto en AIAF como en MARF estamos prestando mucha atención al desarrollo de este tipo de emisiones y no descartamos la creación de un apartado especial para estos bonos en ambos mercados, cuando el volumen admitido alcance cierta masa crítica.”