El presidente de Aguas de Barcelona (Agbar), Jordi Mercader, ha asegurado que la OPA anunciada por los socios de referencia del grupo, La Caixa y Suez, sobre el 100 por cien de la compañía supone "un estímulo". Un impulso para continuar con la estrategia de expansión en el negocio del agua y concentrarse en esta línea. La Caixa y Suez controlan ahora cerca del 49 por ciento de Agbar.
En su intervención en la junta de accionistas de Agbar, Mercader ha subrayado que esta operación, que todavía no se ha presentado formalmente, "no hace más que reforzar aquello que ha sido el fundamento accionarial del grupo en los últimos 25 años". La opa, a juicio de Mercader, "aporta estabilidad" en un entorno "cada vez más complejo y volátil, donde las especulaciones corporativas condicionan la vida de muchas compañías". OPA anunciada La Caixa y Suez, que controlan cerca del 49% de Agbar, anunciaron el pasado 10 de abril la presentación de una opa para controlar el 100% del capital del grupo a un precio de 27 euros por acción, lo que supone valorar la compañía en 4.050 millones de euros. La primera caja de ahorros española y el grupo francés de servicios ya cuentan con el compromiso "irrevocable" de que la sociedad Torreal, controlada por el empresario Juan Abelló, segundo accionista de la compañía, venderá su paquete del 6,65% en Agbar y dejará de ser consejero. Mercader ha remarcado que los accionistas de referencia aportan vinculación al territorio, capacidad de financiación, tecnología en las industrias del agua y dimensión internacional. En cuanto a la venta de Applus+, filial de certificación e inspección, Mercader ha afirmado que esta enajenación favorecerá las capacidades de inversión de Agbar en las actividades tradicionales del grupo: los negocios asociados a la gestión del ciclo integral del agua y a la salud, en este último caso a través de Adeslas. "Esta reordenación nos conduce a una lógica en la que la compañía descansará cada vez más sobre su capacidad de generar beneficio recurrente", ha manifestado el presidente de Agbar, antes de añadir que la recuperación del recurrente como base del crecimiento es el "fundamento" de cualquier estrategia de futuro. Crecimiento del grupo Después de salir de países como Argentina, Brasil y Uruguay, el presidente de Agbar ha avanzado en la junta de accionistas que en el crecimiento del grupo se dará prioridad "a los mercados regulados" y se huirá "de los riesgos asociados a entornos jurídicos o políticos poco definidos" para consolidar a la compañía en la tercera posición mundial en el negocio del agua en términos de personas servidas, más de 22 millones. También ha anunciado una inversión prevista de 13 millones de euros en 2007 en investigación, desarrollo e innovación, una cifra que permitirá impulsar 85 proyectos relacionados con el agua "de gran interés para el negocio y para la sociedad". Según Mercader, la división de salud del grupo "dispone de posibilidades significativas de crecimiento" que serán exploradas durante el presente ejercicio. "El objetivo es el de afirmar el liderazgo de Adeslas en el ámbito de los seguros médicos y adquirir una posición todavía más relevante en la gestión hospitalaria", ha apostillado el presidente de Agbar, grupo con sede en Barcelona que emplea a 27.000 personas.