El Grupo Inmobiliario Afirma ha conseguido que todas las entidades financieras integrantes de su crédito sindicato sucriban un acuerdo para la renovación y refinanciación de su deuda sindicada.
La inmobiliaria prevé concluir el proceso de refinanciación total de su deuda (la sindicada y las bilaterales) "no más tarde del próximo 31 de julio", según comunicó hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El pasado 29 de junio, Afirma suscribió con distintas entidades financieras la renegociación del 40% de su deuda, cercana a los 1.500 millones de euros.

Según explicó entonces el presidente de la compañía, Félix Abánades, dicho acuerdo permitirá a la inmobiliaria "subsistir hasta mediados de 2012, aunque el contexto siga siendo tan malo o incluso algo peor que el actual".

El acuerdo alcanzado a finales de junio contempla aplazar hasta 2012 la amortización tanto del préstamo sindicado, el principal, como de los préstamos bilaterales, financiar el pago de intereses durante el mismo periodo, y dotar a la compañía de una línea de liquidez de cerca de 70 millones de euros para afrontar sus compromisos de pago.