El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, ha reclamado al Banco Central Europeo (BCE) y otros institutos emisores internacionales que restablezcan la normalidad en los mercados de financiación para dotar de liquidez adecuada a las entidades. "Lo que nosotros le pedimos al BCE y las autoridades económicas es que restablezcan los mercados de financiación. Que lo hagan aquellos que deben garantizar la estabilidad", ha dicho Martín, quien ha achacado los desequilibrios a la existencia de entidades internacionales con problemas.
Ante esta situación, se ha mostrado partidario de que se den a conocer dichas entidades que invirtieron en activos complejos como los créditos derivados de la crisis 'subprime' y cuyas pérdidas aún no han aflorado, según ha declarado en una entrevista a la revista de Bolsas y Mercados Españoles. "Los mercados de financiación deben ser como la M-30, vías de circulación rápida y eficaz. Pero si esas autopistas están inhabilitadas porque varios autobuses se han averiado, habrá que sacarlos de ahí o repararlos para que los coches vuelvan a circular", ha dicho el presidente de la patronal bancaria. En este sentido, ha explicado que los bancos españoles están recurriendo a la liquidez que facilita el BCE por la cerrazón de los mercados mayoristas, pero incidió en que no lo hacen en mayor medida que entidades de otras nacionalidades, como las alemanas, a pesar de las críticas vertidas por muchos analistas internacionales. Según ha resaltado el responsable de la patronal bancaria, los bancos españoles recurren a esta liquidez "justo lo que corresponde en proporción al tamaño" que tienen, si bien reconoció en que históricamente habían recurrido menos a esta solución. Martín ha aseverado que esta crisis en los mercados exteriores se ha producido "por causas ajenas" a la banca española, pero que ésta, y la economía nacional padecen sus consecuencias, ya que las entidades son el instrumento para captar el ahorro exterior. "La crisis es internacional, y nada tiene que ver con nuestros sistemas de gestión, ni con nuestros procedimientos, ni con la forma de actuar del supervisor", sostuvo Martín, para quien la regulación bancaria española en la actualidad es "bastante buena". El presidente de la AEB ha destacado que la economía española tiene una mayor dependencia del exterior que otras y un déficit de la balanza de pagos que supone el 10% del Producto Interior Bruto (PIB) que tiene que financiarse en los mercados internacionales. "Ahora los mercados se han cerrado, y eso agrava el cambio de ciclo", advirtió.