Son los dos acontecimientos que marcan el orden del día, aunque parece que las vacas gordas ya pasaron con el rebote de días anteriores. Las bolsas europeas han descontado ya toda la esperanza que mantienen depositada en una resolución sobre Grecia y abren semiplanas a la espera del anuncio de la FED. Mientras, el riesgo país sigue en los 359 puntos básicos y la banca francesa vuelve a desplomarse.

Faltan ganas en Europa para mantener el rebote y priman las ventas. El Ibex 35, que comenzaba ligeramente al alza este miércoles, se ha dejado querer por las pérdidas y recorta a esta hora un 0,84% y se coloca ya por debajo de los 8.300 puntos. El gran protagonista del selectivo de hoy es Inditex que ha presentado unos resultados por encima de las previsiones. En total, 717 millones de euros de beneficio neto a cierre del primer semestre del año, a pesar de que se ha notado en su balance la caída del consumo en nuestro país. Al igual que el Ibex 35, Inditex se ha dado la vuelta en los primeros compases de negociación y cede más de un 1%.

Se amplían, por tanto, los recortes dentro de la Bolsa de Madrid encabezados por Arcelor Mittal, un 2,20% abajo, seguido de Gas Natural y de Gamesa, ambos con caídas que superan el 1,70%.

Bankinter es el valor financiero que sufre la mayor caída a esta hora, un 1,54% abajo, seguido del Popular. Mientras tanto, BBVA roza ya unas pérdidas cercanas al punto porcentual y coloca sus títulos en los 5,84 euros; mientras que el Santander, algo más moderado en su caída, recorta un 0,47%, en los 5,87 euros.

Será cuestión de tiempo que BME, el único valor en positivo en los primeros compases de negociación se dé la vuelta, con la toda la tabla del Ibex en negativo.

Dentro de Europa, pintan también bastos. No gusta la indecisión ante Grecia y eso a pesar del ‘éxito’ relativo que la Troika mantuvo ayer con el Ejecutivo de Papandreu. Veremos si la decisión de Bernanke ayuda a remontar el vuelo, decisión que se conocerá a partir de las 20:15 horas de esta tarde tras dos días de reunión de la FED. En todo caso, lo que hace a esta hora Europa es aumentar pérdidas según pasan los minutos. El Dax germano recorta ya más de un 1% y se juega los 5.500 enteros; mientras que el Eurostoxx 50 se aproxima a ese punto porcentual de caída en los 2.120 puntos.

Francia vive su particular via crucis con la banca, una jornada más, como protagonista. El Cac 40 se deja más de un 1%, ya por debajo de los 3.000 puntos, y arrastrado por la banca que repite espectaculares recortes: BNP Paribas, abajo más de un 6%, mientras que Société Générale se deja otro 5%.

La Bolsa de Milán, sin embargo, abre con pérdidas muy ligeras cercanas al 0,10%, a pesar de que cada vez pesa más la mala calificación que de Italia tienen las agencias de rating. Su prima de riesgo se coloca muy cerca de los 400 puntos básicos, mientras que la española no baja de los 359 puntos básicos.