Adidas ha comunicado que su beneficio del tercer trimestre ha aumentado hasta los 298 millones de euros, frente a los 244 millones de euros de hace un año, ya que el descenso de los costes de compra ha contibuido a mejorar la rentabilidad. La cifra ha superado los 284,5 millones esperados por los analistas. Las ventas han aumentado hasta los 2.941 millones, frente a los 2.494 millones, ligeramente por debajo de los 2.961 millones esperados, debido al descenso de los ingresos en Reebok.