El fabricante alemán de artículos deportivos Adidas bajó en los tres primeros trimestres del año el beneficio neto hasta 225 millones de euros (330 millones de dólares), un 61,8% menos que en el mismo periodo de 2008. Adidas explicó que la caída del beneficio se produjo por la caída de las ventas y efectos negativos del cambio de divisas.