La compañía textil ha registrado un incremento de sus ganancias del 32% en el primer trimestre, hasta los 169 millones de euros (84 céntimos por título). Estos resultados han superado las previsiones de los analistas que auguraban un beneficio de unos 158,9 millones de euros. En el mismo periodo del año anterior, esta cifra alcanzó los 128 millones (63 céntimos por papel). Adidas ha sido capaz de exigir precios inferiores a sus proveedores después de la compra Reebok en 2006.