La compañía informática estadounidense IBM ha alcanzado un acuerdo con la Comisión Reguladora del Mercado estadounidense (SEC por sus siglas en inglés) para resolver la investigación abierta por el organismo oficial sobre los resultados de la compañía en el primer trimestre de 2005 y los gastos de opciones sobre acciones, informó la firma en un comunicado. Bajo los términos del acuerdo, IBM consiente en aceptar el mandato administrativo de la SEC para el cese y desistimiento de cualquier violación de las leyes federales del mercado, así como de las normas del organismo regulador, pero sin "reconocer o negar" haber cometido malas prácticas. Asimismo, el mandato de la SEC no refleja fraude o violación alguna de las leyes federales y la normativa del mercado de valores estadounidense por lo que no se impuso ninguna multa a la compañía