Un objetivo que, según el presidente de la constructora, podrá alcanzar en función del valor de mercado. Florentino Pérez asegura que quieren ser "el accionista de referencia" de Iberdrola.