Acerinox suministrará cerca de 4.000 toneladas de barras de acero inoxidable corrugado, tipo dúplex, para la construcción de la ampliación del puerto de Mónaco, desde Roldán S.A. (Ponferrada, León), una de sus principales fábricas de producto largo en España. 

El material de Acerinox  se utilizará en las armaduras de los cajones de hormigón destinados a conformar la barrera de protección contra el mar en zonas críticas.

Esta novedosa aplicación de acero inoxidable para un proyecto de tal envergadura y exigencia responde a las elevadas prestaciones y características de las barras fabricadas por Roldán, especialmente adecuadas para este tipo de proyectos de dársenas portuarias, barreras y puentes en zonas marítimas.

El acero inoxidable proporciona altas propiedades mecánicas y una gran resistencia a la corrosión de las armaduras en contacto con los cloruros del agua salada que puedan penetrar en el hormigón, garantizando una larga vida a las infraestructuras y eliminando los posteriores trabajos de mantenimiento por problemas de corrosión. Es por ello que se está extendiendo el uso de acero inoxidable corrugado para las construcciones en contacto con agua de mar o con sales utilizadas para el deshielo de carreteras. 

La obra será ejecutada por el prestigioso grupo francés Bouygues y la compañía Sendin Francia. La planta de esta última en Teruel (España) será la encargada de fabricar las armaduras de inoxidable que, desde allí, se enviarán a Marsella para la construcción de los cajones de hormigón. Una vez construidos, serán remolcados en barco hasta su emplazamiento definitivo en Mónaco.