Los ingresos de la concesionaria han repuntado un 2,8% hasta los 1.680 millones de euros en comparación con el primer trimestre de 2017.

Acciona ha obtenido unos buenos resultados durante el primer periodo de 2018, alcanzando los 61 millones de euros de beneficio neto, lo que supone un aumento del 2,9%. La cifra se ha visto reforzada por el negocio energético y por la puesta de equivalencia que ha firmado hoy la compañía.

El EBITDA del grupo empresarial ascendió a 320 millones de euros, un 6,4% por encima del generado en el mismo periodo del pasado año. 2018 ha sido un año caracterizado por el aumento de las aportaciones de todas las divisiones de la compañía encabezada por Energía con un 5,7% más, un 4,1% más en Infraestructuras y un 55,6% más en otras actividades. 

En España, el EBITDA de Generación ha crecido por encima del 10% gracias a una mayor aportación y a pesar de precios de pool más bajos que en primer trimestre del pasado año. A nivel internacional, el incremento asciende a los 3,2% que se ha visto neutralizado en parte por el efecto negativo del tipo de cambio.

La deuda neta de la compañía asciende a 5.374 millones de euros, algo superior a la del cierre de 2017, pero inferior a los resultados del primer periodo del pasado año como resultado de las inversiones y un mayor capital circulante.

En la cuenta de resultados los gastos financieros se han reducido un 23,9% y ha mejorado magistralmente el coste de financiación, que pasa de 3,77% obtenido en el 2017 a 3,62% durante lo que va de año.

El sector energético de la compañía concentra el mayor esfuerzo del inversor alcanzando los 87 millones de euros, lo que significa un 84,8% del total, principalmente asociado a la construcción de nueva capacidad eólica en México, Australia y Chile y fotovoltaica en México y Egipto.

Según informa la compañía, están centrados en mejorar su estructura de deuda con una refinanciación mediante un préstamo bullet sindicado a cinco años por valor de 1.300 millones de euros, asegurado a partes iguales por Intesa, Santander, Caixabank y Natwest. El préstamo  tiene un coste fijo del 1,56% y permitirá a la compañía refinanciar vencimientos a corto plazo.