ABN Amro ha rebajado su recomendación sobre Repsol de mantener a vender, con un cambio de precio objetivo de 24,4 a 25,2 euros. No obstante, en su visión sobre el sector, ABN Amro indica que ha subido las previsiones futuras para el crudo, debido a la fortaleza que ha mostrado recientemente en el mercado. Las acciones de Repsol se dejan un 0,24 por ciento, hasta los 28,80 euros.