El banco holandés ABN Amro indicó hoy que estudiará "cuidadosamente" la oferta de Santander, Fortis y Royal Bank of Scotland (RBS), pero aseguró que respetará sus obligaciones contractuales tanto con Barclays como con el Bank of America.
El consorcio formado por Santander, Fortis y RBS anunció ayer una oferta por la totalidad del capital de ABN a 38,4 euros por acción, lo que supone valorar el banco holandés en 71.100 millones de euros, el 13,7% más de lo ofrecido por Barclays. Los tres bancos, que planean repartirse la entidad holandesa, condicionan la oferta a que los accionistas de ABN Amro rechacen la venta de su filial LaSalle al Bank of America -operación que forma parte del acuerdo de fusión con Barclays-. En un comunicado, ABN señala que tanto el Consejo de Administración como el Consejo Supervisor de la entidad analizarán cuidadosamente la propuesta del consorcio y sus consecuencias para el banco, sus accionistas y otros actores implicados. Pero al hacerlo, recalca, ambos consejos cumplirán la legislación holandesa y respetarán sus obligaciones contractuales tanto con Barclays como con el Bank of America. Tras la presentación de la oferta de Santander y sus socios, el Consejo Supervisor de ABN ha formado un Comité formado por tres ejecutivos, que se coordinará con el Consejo de Administración, los directivos clave y los asesores del banco para la evaluación de las dos ofertas. El citado comité, junto a los asesores legales y financieros independientes de ABN, deberá ayudar a la dirección de la entidad a tomar la decisión "apropiada" en defensa de los intereses del banco y de los accionistas, concluye el comunicado.