El banco holandés ABN Amro, nacionalizado por Países Bajos en 2008, está dispuesto a adquirir activos financieros que puedan ser puestos a la venta en Europa por sus competidores.

"Estamos muy bien capitalizados y no nos encontramos en una posición que nos obligue a reducir nuestro balance. Ciertamente estamos muy interesados en adquirir carteras", ha admitido el consejero delegado del banco holandés, Gerrit Zalm en una entrevista concedida a 'Financial Times'.

Este plan para llevar a cabo adquisiciones forma parte del proyecto de ABN para recuperar presencia internacional. De hecho, la entidad holandesa acaba de introducirse en los mercados de petróleo y gas en EEUU y planea abrir oficinas en Moscú y Shanghai.

ABN Amro tiene previsto abandonar la protección pública y regresar a los mercados en 2014, aunque el Estado holandés podría replantearse este calendario si no aprecia una recuperación en los mercados que ofrezca garantías de una mejor valoración.