El banco holandés ABN Amro, controlado por el Estado, anunció el viernes una mayor pérdida en el cuarto trimestre debido a unas mayores pérdidas por deterioro del valor de los préstamos, unos menores márgenes de intereses y los costes derivados de su fusión con el nacionalizado Fortis Bank Netherlands.
ABN Amro Bank, compuesto por las operaciones holandesas de banca minorista y comercial y por una división de banca privada internacional, dijo que la pérdida del cuarto trimestre de las operaciones continuadas fue de 162 millones de euros , frente a una pérdida de 158 millones en el mismo período del año anterior y una pérdida de 32 millones en el tercer trimestre de 2009.

Los resultados de presentaron "pro forma", ya que ABN Amro Bank es formalmente parte de ABN Amro Holding NV, la entidad legal propiedad de un consorcio que incluye al británico Royal Bank of Scotland Group(RBS), al español Banco Santander SA (STD) y al Estado holandés.