Fuentes conocedoras del proceso indicaron a Europa Press que, pese al recurso, los dos grupos siguen manteniendo "la negociación y el diálogo con el Ejecutivo italiano como principal vía" para sacar adelante su integración. Según las mismas fuentes, las empresas siguen trabajando y avanzando en este diálogo, que no queda "ni invalidado, ni en un segundo plano por la presentación de los recursos". De hecho, Abertis y Autostrade recurren para evitar que, en caso de no hacerlo, su pasividad se interprete que están de acuerdo con lo argumentado por el Anas y el Ministerio de Infraestructuras italiano.