Abengoa ha acordado vender su filial de transmisión eléctrica NTE a la estatal brasileña Companhia Energética de Minas Gerais (Cemig).

La venta de activos eléctricos por 485 millones a la firma local Cemig. Abengoa explica que creará una sociedad en la que vuelca su participación del 50% en cuatro líneas eléctricas y el 100% de una quinta línea. Se trata de sus activos más maduros en el país.

 La firma sevillana retendrá el la mitad del capital de esa sociedad y recibirá 485 millones por la otra mitad que pertenecerá a Cemig. La venta tiene otro efecto, el más importante para el grupo español en la actual coyuntura, que es la reducción de su deuda neta en 656 millones.