El sondeo Reuters/Ipsos reveló que un 73% de los estadounidenses cree que el país está "yendo por el camino equivocado" y sólo uno de cada cinco, un 21%, piensa que se dirige en la dirección correcta.

La encuesta indica que un 47% cree que "lo peor todavía está por venir" en lo que a la crisis económica se refiere; un aumento de 13 puntos desde el año pasado. Esta es la cifra más alta desde marzo de 2009, cuando en plena recesión la preocupación alcanzó un máximo del 57%.

La encuestadora de Ipsos Julia Clark dijo que estas opiniones reflejan una sensación general de malestar con la economía, pero "no se puede decir que sea una forma de predecir el resultado de Obama" en 2012, añadió Clark.

El nivel de descontento fue 10 puntos superior al sondeo de julio y es el más alto en una consulta de Ipsos desde que llegó a un 73% en octubre de 2008, en plena crisis financiera. La organización de encuestas halló que un 77% creía que el país iba por mal camino en julio de 2008, durante el último año de Bush en su cargo.