El número de parados registrados en España a finales de diciembre de 2012  se situó en 4,8 millones de personas, tras subir en 426.364 desempleados en el conjunto del año pasado, con un aumento porcentual del 9,6% respecto a 2011.

En concreto, el volumen total de parados anual ascendió a 4.848.723 desempleados, su nivel anual más alto en toda la serie histórica comparable, que arranca en 1996.

La subida del desempleo en 2012 ha sido superior a las experimentadas en 2011 y 2010, cuando el paro aumentó en 322.286 y 176.470 personas, respectivamente, pero inferior a las experimentadas en 2008 y 2009, años en los que las listas de las oficinas públicas de empleo sumaron 999.416 y 794.640 parados más.

La de 2012 ha sido, de este modo, la tercera mayor subida anual del desempleo de toda la serie comparable, y, por tanto, la tercera más elevada desde que comenzó la crisis.

Por meses, el paro descendió en diciembre en 59.094 personas, el 1,2% respecto al mes anterior gracias a los empleos estacionales por las Navidades, especialmente. Las mujeres concentraron el 86% de la bajada del desempleo en el último mes del año, con 50.773 paradas menos. Además, el descenso del paro en diciembre, el más acusado en este mes dentro de la serie histórica, rompe con cuatro meses de alzas consecutivas y contrasta con el repunte experimentado en diciembre de 2011, cuando el desempleo subió en 1.897 personas