El Ibex 35 recibe el 2008 con una caída de casi un 4% en tan sólo tres días de cotización. Y es que, no podía empezar peor el año para el selectivo español con Colonial de nuevo como una de las compañías más castigadas del mercado y con el estreno más que frío de Grifols y Abengoa que acumulan una caída desde su llegada al top de la bolsa española del 8,82% y del 14,14%, respectivamente. El nuevo año da la bienvenida a un Ibex que pierde el nivel de soporte de los 15.000 puntos y termina la semana en los 14.602,30 puntos. Ante este panorama de volatilidad e incertidumbre, la mayoría de los expertos recomiendan estar en liquidez y apostar por los valores de gran capitalización, tales como Telefónica y los dos grandes bancos, Santander y BBVA.
2008 baila, por el momento, al mismo son que lo hizo en su último tramo el 2007. Las dudas generadas en torno al impacto real de la crisis subprime en Estados Unidos, el miedo a una posible recesión económica al otro lado del Atlántico, el repunte del petróleo –que esta semana superó la barrera de los 100 dólares- y su posible contagio a la inflación, llevan a los inversores a esperar mejores ocasiones para estar en el mercado. El selectivo español que cerró 2007 con una subida “engañosa” del 7,32%, comienza este año con los mismos males que lo aquejaban el anterior y culmina su primera semana con una caída del 3,82% perdiendo el nivel psicológico de los 15.000 puntos, de ahí que uno de los consejos más dados por los analistas sea “estar en liquidez”. Esta es, al menos, la recomendación de Eduardo Bolinches, director de Bolsacash quien cree, además que “al selectivo español no le queda sino seguir goteando a la baja”. Mientras, para Alberto Rodríguez, director de renta variable de Hermanos Moro A.F, tras la pérdida de los 15.000 puntos “el siguiente nivel a vigilar estaría en los 14.480 puntos”. Para experto “si perdiéramos ese nivel podríamos irnos hasta los 13.500 puntos”. En todo caso, Rodríguez recuerda que “el mercado es psicología pura y la primera señal de entrada estaría en los 15.000 puntos para el rabioso corto plazo aunque la resistencia más importante –señala- estaría en los 15.400 puntos”. Colonial. Continúa la crisis La inmobiliaria Colonial comenzó este 2008 suspendida de cotización “por concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones”, según explicaba en su comunicado la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Una medida que se produjo después de que Colonial acordara el lunes la salida de su consejo de administración de Luis Portillo, principal accionista de la inmobiliaria y presidente de la misma hasta el pasado viernes, cuando presentó su dimisión, forzado por el resto de accionistas de referencia. En su regreso al parqué, el jueves 3 de enero, las acciones de Colonial sufrieron el castigo de los inversores. Cerraron ese día con un recorte del 13,3% hasta los 1,65 euros aunque llegaron a perder ese día algo más de un 20%. “Las acciones de Colonial viven el temor a un estrangulamiento del precio de la acción”, comenta Javier Barrio, responsable de ventas institucionales en España de BPI que añade, “es un valor que actualmente no responde a sus fundamentales y que dispone de activos interesantes. Sin embargo, la acción se mueve en base a movimientos de miedo sobre un ahogamiento de la acción en cuanto a los contratos de derivados que mantienen los principales accionistas”. De ahí que para este experto, “veamos caídas tan fuertes y sea recomendable estar fuera de estos títulos”. Celine Giffard, analista de Selftrade, remarca entre tanto que “Colonial ha perdido casi 2.000 millones de euros de valor de mercado en las últimas sesiones” –más de 7.000 millones en un año- mientras que Gonzalo Cantarela, director de GC Gestión Privada cree que la situación de la inmobiliaria hace pensar que pueda vivir un rebote “pero ha perdido más de un 50% de su cotización en apenas 3 días”. El director de GC Gestión Privada considera, además, que “el valor está en caída libre”por lo que “el potencial de entrar en estos niveles no compensa el riesgo que se asume”. Grifols y Abengoa. Frío estreno en el Ibex No comenzaron con buen pie su andadura dentro del Ibex 35 ni Grifols ni Abengoa. Ambos valores cierran su primera semana dentro del selectivo español con fuertes recortes. Así Grifols se deja en estos tres días de 2008 un 8,82% mientras que Abengoa cede un 14,14%. Descensos que no preocupan en exceso a un mercado que se muestra positivo en ambos sectores, tal y como comenta Laura Proubasta, gestora de Agenbolsa. “ Son sectores que se comportan mal al principio de su entrada en el índice, pero nos gusta sobre todo Grifols frente a la debilidad que NH Hoteles y Antena 3 habían demostrado”. Son muchos los factores que se unen para hacer de Grifols uno de los valores preferidos por los analistas. Uno de ellos, todas las técnicas y los procesos que ha sido capaz de desarrollar desde que en 1940 el doctor José Antonio Grifols i Roig fundara Laboratorios Grifols en la antigua casa del capellán de un convento cercano. Además, está en un sector con muy pocos comparables, goza de una buena gestión y, a juicio de José Lizán, analista de Nordkapp, "aún infrautiliza la capacidad que tiene”. Por ello, cree que “cuando alcance su nivel óptimo de utilización se reflejará de forma muy positiva en sus cifras”. Sobre Abengoa pesan más incertidumbres. Técnicamente, Eduardo Bolinches, de Bolsacash, destaca que tiene una gran resistencia a batir en los 25,70 euros, donde “confluye una línea de soporte-resistencia bastante importante con una directriz bajista”, algo que “compromete un poco a la compañía de cara al corto plazo”. A su juicio, “o consolida la ruptura de los 25,70 o volverá a testear la zona de los 21,5 euros”. De igual modo, Samuel Sierra Serrano de Eurofinanzasbolsa.com estaría cauto con el valor y esperaría para tomar posiciones a “una ruptura clara de los 25,5 euros, zona donde el título tomaría una nueva senda alcista”. Hasta entonces, estaría fuera de la compañía tecnológica –dedicada a aplicar soluciones innovadoras para el desarrollo sostenible en los sectores de infraestructuras, medio ambiente y energía. Recomendaciones Dice Morningstar que “la volatilidad continuará durante 2008”, de ahí que la recomendación de la mayoría de los expertos sea la de estar en liquidez y la de apostar por los grandes del parqué, más a cubierto de las turbulencias que afectan a los mercados. Así por ejemplo, Josep Monsó, analista de Gaesco Bolsa se decanta por los dos grandes bancos BBVA y Santander, por la aseguradora Mapfre y por la petrolera Repsol YPF “a la que le vendrá muy bien la venta de parte de YPF”. Mientras y según el perfil de riesgo, el experto de ventas institucionales de BPI, Javier Barrio apuesta por Telefónica “para un inversor medio como una opción claramente ganadora para 2008”. Este experto mira, además, a los grandes bancos “a pesar de las incertidumbres que se ciernen sobre el sector financiero” así como a Repsol, Iberdrola Renovables y Criteria “que por su carácter defensivo –señala- podría ser un estabilizador de la cartera en 2008”. Santander y BBVA son también dos de los valores recomendados por Celine Griffard de Selftrade “por sus buenos fundamentales y sus sólidos crecimientos”. Además, esta experta recomienda valores como Endesa, FCC o Repsol. A nivel sectorial, la analista de Selftrade ve oportunidades interesantes tanto en el sector de las telecomunicaciones como en el tecnológico. Eduardo Bolinches, de Bolsacash se fija en valores algo más pequeños y “que pueden dar alguna señal de compra”. Así apuesta por ejemplo por Ence “con un stop en la zona de los 7,10 euros”, por Amper “con un stop en los 10,92 euros” o por Tubacex “con stop en los 6,50 euros”. Como alternativa a todo esto, Bolinches se muestra especialmente positivo con el oro como valor refugio porque estima que “el precio de la onza pueda llegar a los 930 dólares”.