Subidas en Wall Street que llevan al Dow Jones a alzarse con la cota de los 22.000 puntos, después de que Apple haya superado las expectativas con sus cifras trimestrales y con el dólar en mínimos. De hecho, el euro se mantiene sobre los 1,18. Por su parte, el crudo rebota con el barril de Brent al filo de los 52 dólares.

Otro máximo más para Wall Street, con el Dow Jones conquistando los 22.000 puntos, después de que Apple haya batido al consenso tanto con su beneficio, como sus ventas, presentando al mismo tiempo un guidance para el próximo trimestre también superior a lo esperado por el mercado.

“Los analistas destacan especialmente el buen comportamiento en las ventas del iPhone (del que se han vendido en los últimos tres meses 41,03 millones de unidades cuando las previsiones estimaban un total de 40,7 millones)  y el también significativo incremento en las ventas del iPad, aparato este último cuyas ventas se han incrementado un 28% respecto al trimestre anterior, aumento que viene motivado por el inicio en su comercialización de un modelo de bajo coste”, señala José Antonio Martín Quiroga, de IG.

Sus cifras, añade, “están contribuyendo a impulsar el sector tecnológico en general, y a las compañías de semiconductores en particular”.

Al mismo tiempo, este experto llama la atención sobre la debilidad del dólar, “en caída libre frente a los principales cruces, con los siete primeros meses de un año peores en tres décadas, toda vez que los planes previstos por el equipo de Donald Trump para implementar una reforma fiscal y programas de estímulo económico, siguen paralizados por Washington”.

El euro, en concreto, cotiza en máximos de 2015 frente al ‘billete verde’, sobre los 1,18, y acumula una subida del 12% en lo que llevamos de año.

De vuelta a la actualidad empresarial, destacan en negativo los resultados de Match Group y Restaurant Brands International (Burger King); en el lado contrario, superan las expectativas Humana, Mondelez International y Time Warner. Al cierre, conoceremos las cuentas de Tesla y Fitbit.

Finalmente, en el plano macro, el dato de empleo de julio de la consultora privada ADP ha arrojado una creación de 178.000 puestos de trabajo, frente a los 185.000 esperados y a los 191.000 previos (cifra revisada al alza desde los 158.000 iniciales). Recordemos que este indicador se considera adelantado del Informe de empleo oficial que conoceremos el viernes.

El Departamento de Análisis de Bankinter espera que el mercado laboral continúe dando alegrías: “El paro se situaría en 4,3% (4,7% a principios de año) mejorando el nivel de equilibrio de la Fed (4,6%). Pero mientras el mercado laboral continúa fortaleciéndose, la inflación sigue sin despegar con claridad. El martes conocimos el PCE subyacente, medida favorita de inflación del banco central. Se encuentra en 1,5%, (vs 1,9% a principios de año), lejos del objetivo del 2,0%. Este retroceso en precios y el atasco en la implementación de los estímulos fiscales es lo que ha motivado que el mercado se vuelva ahora mucho más escéptico sobre la posibilidad de nuevas subidas de tipos en Estados Unidos. El consenso asigna solo un 39% de probabilidad al escenario de otro incremento antes de fin de año”.

Este miércoles, de hecho, podremos escuchar a dos de sus miembros: a la presidenta de la Fed de Cleveland, Loretta Mester, y al de la Fed de San Francisco, John Williams.

Finalmente, el petróleo rebota ligeramente, al filo de los 52 dólares el barril de Brent, después de que los inventarios de crudo de Estados Unidos repuntaran más de lo esperado la semana pasada, según datos del API.