Los principales índices de la bolsa de Nueva York comienzan la sesión con subidas con las que se amplían los récords del Dow Jones y del S&P 500, con la atención puesta en la reunión de la Reserva Federal, que podría dejar pistas sobre la reducción de su balance.

Así las cosas, Wall Street abre en positivo, una vez que se han conocido varios datos macroeconómicos.

El Departamento del Comercio ha publicado hoy que el déficit por cuenta corriente de EEUU se incrementó en el segundo trimestre hasta los 123.100 millones de dólares, frente al saldo negativo revisado a la baja de 113.500 millones de dólares de los tres meses anteriores.

E déficit por cuenta corriente estadounidense alcanza su mayor nivel desde el cuarto trimestre de 2008 y ya representa un 2,6% del PIB de EEUU. La previsión de los analistas era que el déficit bajara hasta los 115.100 millones de dólares.

Hoy también se ha conodido que la construcción de viviendas en Estados Unidos disminuyó en agosto por segundo mes consecutivo, ya que un repunte en la edificación de casas unifamiliares fue contrarrestado por la debilidad persistente en el volátil segmento multifamiliar.

Los inicios de construcción de casas bajaron un 0,8% en agosto en comparación con el mismo mes del año anterior, hasta los 1,18 millones de unidades.

Por el contrario, según los datos del Departamento de Comercio, los permisos de construcción aumentaron un 5,7 %, hasta los 1,30 millones de unidades en agosto, el nivel más alto desde enero.

Hoy los inversores también estarán pendientes del discurso que el presidente de EEUU, Donad Trump, va a pronunciar ante las Naciones Unidas, en el que previsiblemente instarás a los miembros a aumentar la presión sobre Corea del Norte, para que el país abandone sus armas nucleares.

Pero, sin duda la atención está puesta en la reunión del Comité Federal de Mercados Abiertos de la Reserva Federal (FOMC, por sus siglas en inglés). La previsión es que se produzcan noticias sobre la reducción del balance de la Fed, de 4,5 billones de dólares, cuando mañana se publiquen las actas, mientras que no habrá cambios en los tipos de interés.

En esa línea, Renta 4 no espera cambios en tipos de interés pero sí podríamos tener noticias sobre el inicio de reducción de balance.

Sin embargo, estos analistas no descartan, que aunque la situación económica actual justifica que la retirada de estímulos comience ya, la Fed retrase el inicio de reducción de balance ante la incertidumbre geopolítica, lo que nos llevaría a la siguiente reunión, prevista para el 1 de noviembre.

En el cierre de ayer, el Dow Jones se anotó el cuadragésimo récord del año, al tiempo que el S&P 500 terminó en máximos históricos por trigésimo quinta vez en 2017, mientras que el Nasdaq también cerró en positivo.

Con todo, el Dow Jones sube un 0,08% en la apertura, el S&P 500, un 0,10% y el Nasdaq, un 0,13%.

Con el índice industrial en los 22.363,50 puntos, McDonald’s lidera las subidas al avanzar un 0,64%, por delante de Apple y de The Travelers, que suben un 0,56% y un 0,47%, respectivamente.

En el lado contrario, Nike encabeza los descensos al ceder un 1,66%, seguida de General Electric y de JPMorgan, que bajan un 0,33% y un 0,32%.

El descenso de la firma deportiva se produce después de una serie de reducciones de precios por parte de analistas, ante las preocupaciones sobre la intensificación de la competencia de Adidas. En concreto, Jefferies ha recortado el precio hasta los 49 dólares desde los 60 dólares anteriores, Raymond James a 67 desde 71 y Susquehanna a 54 desde 64 dólares.

En el plano empresarial también destaca que Tesla baja un 1,98% después de que Jefferies haya iniciado la cobertura de las acciones con una recomendación de infraponderar y un precio objetivo de 280 dólares por título.

Bob Evans sube un 5,92% después de que la empresa de alimentos envasados Post Holdings haya comunicado la compra del fabricante de comidas congeladas por unos 1.500 millones de dólares.

En la apertura de Wall Street, el euro sube pero se mantiene por debajo de los 1,20 dólares.

En el mercado de materias primas, el petróleo brent cede por encima de los 55 dólares, mientras que el West Texas avanza superando los 50 dólares.