Nuevos máximos para el S&P 500 en la apertura de Wall Street, tras una batería de resultados mejores de lo esperado. Si bien, su comportamiento contrasta con la debilidad del Nasdaq, lastrado por Google, a pesar de que ha batido las previsiones. El euro cotiza al filo de los 1,17 dólares; mientras el crudo remonta también con fuerza, sobre los 49 dólares el barril de Brent.

Subidas en Wall Street que llevan al S&P 500 a marcar nuevos récords históricos, con el Nasdaq rezagado ante el lastre que suponen los descensos de Alphabet, matriz de Google, a pesar de haber batido las previsiones con sus resultados trimestrales.

“Aunque ha registrado beneficios por encima de lo previsto, no han gustado a los inversores, que echan de menos mayor claridad”, apunta Daniel Pingarrón, de IG.

Con todo son precisamente las cuentas corporativas presentadas por McDonald’s, General Motors, Caterpillar, DuPont y Eli Lilly, las que impulsan a los dos primeros selectivos; si bien, en negativo encontramos también a United Technologies y 3M.

Así las cosas, este experto recuerda que “Por ahora, han publicado cerca de 100 empresas del S&P 500, y las cosas van muy bien: cerca del 74% están presentando beneficios por encima de lo esperado, y un 72% están haciendo lo propio con los ingresos. El problema radica en que grandes valores, con mucha capacidad de influencia, como los bancos, Alphabet oGeneral Electric, han decepcionado. En la presente semana, cerca de 200 compañías americanas cotizadas en el selectivo presentarán sus resultados, siendo probablemente la semana clave a este respecto”.

Completa la actualidad empresarial, la compra de Michael Kors de Jimmy Choo, por 1.200 millones de dólares.

Vea también: Las compañías de Servicios de Inversión no se ven respaldadas por el volumen de negociación

En el plano macro, y pendientes de la decisión de tipos de la Reserva Federal (Fed) del miércoles, el índice de precios de viviendas S&P/Case-Shiller de Estados Unidos sube un 5,7% en mayo, frente al 5,8% previsto. También será importante la publicación del índice manufacturero de la Fed de Richmond, que se espera repita en julio en 7.

Sobre el encuentro de la autoridad monetaria estadounidense destaca que, aunque no se esperan cambios en los tipos ni nuevos anuncios, el mercado buscará pistas sobre la futura hoja de ruta del banco central en lo que respecta tanto al precio del dinero, como a la reducción de su abultado balance.

Borja Rubio, head of brokerage en España de Orey Financial, apunta a que la probabilidad más alta de un incremento es en diciembre. Así, espera una caída del euro/dólar, mientras que baraja que las empresas financieras, de cuidados de la salud y tecnológicas sean de las más beneficiadas con esta medida.

Vea también: Antonio Espín: "Si Telefónica pierde la zona de 9 euros sería un valor fuera de control"

Finalmente, en otros mercados, el barril de Brent se aproxima a los 50 dólares y el de West Texas supera los 47, ante la expectativa de que los países productores prolonguen los recortes más allá de marzo del año que viene. Mientras, el euro cotiza al filo de los 1,17 dólares, tras la buena lectura del índice IFO alemán. David Madden, de CMC Markets UK, llama la atención sobre “la fuerte tendencia alcista" de la moneda única frente al billete verde desde enero, "movimiento que parece que va a mantenerse”.