Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran subidas en la apertura, después de que Wall Street cerrase la sesión de ayer con grandes caídas, ante la incertidumbre que genera la posibilidad de que EEUU imponga nuevas medidas comerciales contra China, que también podrían afectar a otros países. La decisión que tome la administración Trump al respecto se conocerá a finales de semana.

Detalle de la fachada del edificio de la Bolsa de Nueva York, en Wall Street

Wall Street abre la sesión del viernes al alza, con una subida del Dow Jones del 0,12%, y del 0,24% y del 0,33% para el S&P 500 y el Nasdaq respectivamente.

Con el índice industrial en los 24.281,89 puntos, la mayor subida es la de General Electric que repunta un 5,76%. La compañía ha acordado vender al fondo de inversión Advent International su línea de negocio de generación distribuida por un total de 3.250 millones de dólares. Esta división emplea a más de 3.000 personas en las tres principales fábricas, localizadas en Australia, Estados Unidos y Canadá.

A continuación, las mayores subisas son las de American Express, que avanza un 1,11%, y deVisa, que se revaloriza un 0,89%.

En la parte contraria, el mayor descenso del Dow Jones es el de Intel, que retrocede un 0,89%, por delante de Mercky de Coca-Cola, que se dejan un 0,43% y un 0,34%, respectivamente.

En la sesión de ayer, Wall Street cerró con descensos, ante los temores a que EEUU anuncie nuevas medidas comerciales contra China. El Dow Jones retrocedió un 1,33%; el S&P 500,  un 1,37% y el Nasdaq, un 2,09%.

El parqué neoyorquino apostó por las ventas durante toda la jornada, con los inversores preocupados por unas potenciales restricciones de la Administración de Donald Trump a las inversiones chinas en firmas tecnológicas estadounidenses.

Según The Wall Street Journal, el Gobierno de EEUU también planea reforzar los controles a las exportaciones de tecnología al gigante asiático y hará un anuncio sobre esas medidas a finales de semana, pero la Casa Blanca discutió la precisión de esa información.

Los expertos de Link Securities señalan que “el negativo comportamiento inicial de la bolsa estadounidense empeoró tras un tweet del secretario del Tesoro estadounidense, Mnuchin, intentando “arreglar” las cosas al calificar de “noticias falsas” lo publicado por el Wall Street Journal. El problema es que estos tweets parece que a veces “los carga el diablo”  y la “jugada” salió muy mal”.

En concreto, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo ayer que la declaración que hará el Gobierno estadounidense en relación con los informes de restricciones a la inversión se aplicará a China y otros países que amenazan los derechos de propiedad intelectual de los EEUU sobre la tecnología.

Según dijo Mnuchin, las historias sobre restricciones de inversión aparecidas en Bloomberg y en el Wall Street Journal son falsas. En este sentido, afirmó que el “filtrador” de las mismas no existe o no conoce muy bien el tema. Así, Mnuchin afirmó que la declaración no será específica para China, sino para todos los países que están intentando robar la tecnología estadounidense.

Por su parte, Peter Navarro, director del Consejo Nacional de Comercio, indicó ayer que no hay planes para imponer restricciones a la inversión extranjera y que el mercado estaba sobrerreaccionando al respecto. Navarro también señaló que no apunta a ningún país en concreto. Así, Navarro indicó que lo único que va a pasar a corto plazo es que el viernes el secretario del Tesoro informará al presidente Trump en la cuestión de China. “Con respecto a otros países, no hay nada sobre la mesa”.

No obstante, posteriormente la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, indicó que se publicará pronto un comunicado que apunta a todos los países que están intentando robar tecnología estadounidense.

En Wall Street la atención se centra en el proteccionismo de Trump

Las políticas proteccionistas que está desarrollando Trump, con imposición de aranceles a China y la UE, entre otros, está comenzando a tener repercusiones empresariales. Y es que ayerHarley-Davidson anunció que trasladará la producción de motocicletas que vende en Europa fuera de EEUU, con el objetivo de evitar las barreras arancelarias impuestas por la UE sobre varios productos fabricados en su país, como las motocicletas o el whisky. Según datos de la compañía con sede en Milwaukee, 40.000 personas de la UE compraron sus motocicletas en 2017, convirtiendo a Europa en la segunda fuente de ingresos de la empresa, detrás de EEUU.

Apple ha reconocido ahora que "un pequeño porcentaje de los teclados en ciertos modelos de MacBook y MacBook Pro pueden exhibir problemas", ras un debate abierto entre los usuarios desobre cómo debía responder su garantía.

Fuera de las tensiones comerciales entre EEUU y China, la agenda del día al otro lado del Atlántico carece de referencias de relevancia. Hoy se publica se publica la confianza del consumidor de junio elaborada por la Conference Board.

En la apertura de la sesión en Wall Street, el euro retrocede frente al dólar y se intercambia a 1,167 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo suben impulsados por problemas de producción en Canadá y la incertidumbre en torno a las exportaciones de Libia, aunque el mercado sigue presionado por el aumento de suministros de la OPEP. Así, el Brent de referencia en Europa sube un 0,52%, hasta los 74,95 dólares por barril, mientras que el West Texas estadounidense repunta un 0,71%, hasta los 68,53 dólares por barril.