Lukas Daalder, director de Robeco Investment Solutions, cree que la renta variable está cara, aunque haciendo un paralelismo con la saga de “Star Wars”, afirma que a Wall Street lo acompaña la fuerza.

En un reciente informe para sus clientes, Daalder ha apuntado que “la renta variable estadounidense es cara, pero mantiene el ímpetu de un héroe de Star Wars”. En su opinión, aunque los índices americanos han seguido marcando nuevos máximos, “siguen ampliando sus diferencias con los beneficios empresariales subyacentes y con el resto de los mercados de renta variable”.

De acuerdo con el gestor de Robeco “esta tendencia alcista podría no terminar hasta que no se produzca algún suceso disruptivo importante, aunque lo irónico es que, en caso de producirse tal corrección, el mercado más seguro en el que estar sería el estadounidense”, indica.

El gestor apunta que “no somos los primeros en citar las palabras de Darth Vader, y seguramente no seremos los últimos, pero ‘su Fuerza es muy intensa’ nos parece una forma muy acertada de describir el repunte que protagoniza actualmente el mercado de valores”, afirma Daalder.

“El mercado estadounidense se ha mostrado más que dispuesto a hacer caso omiso de los riesgos y a seguir buscando razones para proseguir su ascenso. Su momentum es fuerte, pero la preocupación crece entre los inversores: el mercado estadounidense resulta caro.” Con todo,  el experto no cree justificados esos niveles de preocupación.

 

S&P 500 y beneficios

 

En su opinion, “éste podría ser el periodo de subida menos deseado de la historia, pero eso no ha impedido que prosiga hasta hoy. Puede que sus valoraciones resulten excesivamente elevadas, pero esto, de por sí, nunca ha supuesto un argumento de ‘timing’ válido para empezar a vender acciones.” Daalder insistie en que “la valoración, por sí sola, rara vez constituye motivo suficiente para que las cotizaciones sufran una corrección: para ello, normalmente hace falta algún tipo de conmoción que sirva de detonante.”

En este entorno, su fondo multiactivos está sobreponderado en renta variable, aunque usando medidas como stop-loss.

El gestor afirma que “tras habernos mantenido en nivel neutral en renta variable durante lo que llevamos de 2017, desde luego no estamos especialmente contentos ni deseosos de adoptar esta nueva posición, pero a veces uno tiene que dejar a un lado la lógica de la situación fundamental y optar sencillamente por un enfoque basado en el momentum.”

Además, han reducido la posición en high yield, han incrementado su infraponderación en deuda pública –en favour de la renta variable-. Explican que se trata de una decisión basada puramente en el momentum.