Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York registran leves subidas, después de que Wall Street cerrase la sesión de ayer con descensos,  una vez se conocieron las conclusiones de la reunión de la Reserva Federal. La jornada en EEUU se presenta llena de datos macroeconómicos, así como de resultados y operaciones empresariales.

En la sesión de ayer Wall Street cerró con descensos. El Dow Jones perdió un 0,72%; tras una sesión centrada en la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal, que concluyó sin cambios en los tipos de interés. El S&P cedió otro 0,72% y el Nasdaq, un 0,42%.

Así, la gran cita del día fue el comunicado post reunión que emitió el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) tras la reunión de dos días que mantuvo. Tal y como el mercado esperaba el banco central estadounidense no modificó su política monetaria, manteniendo sus tipos de referencia a corto plazo en el intervalo de entre el 1,50% y el 1,75%.

Tampoco hubo grandes cambios en el contenido del comunicado, si bien el FOMC hizo más hincapié en la evolución reciente de la inflación, al señalar que la subyacente, que excluye para su cálculo los precios más volátiles de los alimentos y de la energía, se encuentra ya cerca del objetivo del 2%.

Los expertos de Link Securities subrayan que “a pesar de que el mencionado comunicado del FOMC no aportó grandes cosas nuevas, los inversores siguen temiendo que la Fed “se equivoque”, y suba sus tasas de interés de referencia tres veces más este año. De momento la probabilidad de que se produzca esa cuarta subida de las tasas oficiales en 2018 es sólo del 50%, pero sigue inquietando mucho a unos inversores que ven en este factor un riesgo para la renta fija y para la renta variable”.

Los analistas de Bankinter ponen el foco de atención  en el del desarrollo de la cumbre entre EEUU y China, en la que se tratará el desequilibrio comercial, la propiedad intelectual y joint-ventures. El presidente estadounidense, Donald Trump, defiende aranceles de 50.000 millones a las importaciones chinas y tasas adicionales sobre 100.000 millones, mientras el gigante asiático amenaza con represalias y devaluaciones. “El déficit comercial de EEUU con China es de 375.000 millones. China es el mayor tenedor de bonos americanos y comienza a abrirse a inversores extranjeros. Ambas partes han adoptado recientemente un talante más dialogante y afrontan la cumbre abiertas a acuerdos. Veremos”, indican los expertos.

En cuanto a la agenda del día al otro lado del Atlántico, hoy se publicarán las peticiones semanales de desempleo, con una previsión de que aumenten hasta las 225.000, desde las 209.000 anteriores, la balanza comercial de marzo, cuya previsión es que se reduzca hasta los 50.000 millones, 7.600 millones menos que en febrero.

También se conocerán los costes laborales unitarios preliminares del primer trimestre, con una previsión de crecimiento del 3%, cinco décimas más, y la productividad no agrícola del mismo periodo, cuya estimación es un incremento del 0,9%.

La agenda también cuenta con la publicación de los PMIs finales de abril, compuesto (54,8 preliminar) y servicios (54,4e y preliminar), además del ISM compuesto de abril y los pedidos de fábrica de marzo.

En el apartado empresarial, destaca que ayer se conocieron los resultados de Tesla tras el cierre. La compañía cerró el primer trimestre con unas pérdidas récord de 745 millones de dólares, lo que supone un 98% más que en el mismo periodo del año anterior. El aumento de las pérdidas se produjo a pesar de que tuvo unos ingresos de 3.408,7 millones de dólares, un 26,4% más. Los gastos operativos se situaron en 1.053,5 millones, con un 14% de aumento.

Así, la compañía supera las previsiones del mercado en ingresos y se queda por debajo de las estimaciones de pérdidas. “Resulta especialmente preocupante el ritmo al que disminuye la caja de la compañía ante el aumento de la inversión derivada de la producción del Model 3”, indican desde Bankinter. Tras esto, Moody’s advierte que si esta tendencia continúa, Tesla se verá forzada a acudir de nuevo a los mercados de capitales. Pese a que Elon Musk, CEO de la compañía, afirma que la producción del Model 3 favorecerá una generación de flujos de caja libre positivos en el tercer trimestre. Antes de que comience la sesión en Wall Street, las acciones de Tesla caen un 4,8%.

Antes de que se inicie la jornada bursátil en EEUU, también baja Spotify por un número de suscriptores inferior a las expectativas. Tras haber subido un 29% desde su salida a bolsa, la cotización experimentó una caída cercana a -10% en el after-market debido a que la cifra de 75 millones de suscriptores de pago al cierre del primer trimestre fue inferior a las expectativas del mercado, a pesar de que está en línea con el plan de negocio de Spotify. “Esta caída se reflejará hoy en la cotización, que experimentará una corrección lógica teniendo en cuenta que había subido +29% tras la OPV y que Spotify todavía registra pérdidas y ninguna compañía comprable ha conseguido hasta el momento beneficios con el negocio de suscripción a música en streaming”, afirman los analistas de Bankinter.

Por otro lado, Amazon ha presentado una oferta formal para adquirir una participación del 60% en el minorista indio Flipkart, por el que Walmart también compite en un acuerdo de no competencia desde 2016 que incluye la compra del 80% del capital y el compromiso de mantener el actual equipo de gestión. De llegar a un acuerdo, la compra de Flipkart por parte de Walmart valoraría a la compañía india en 21.000 millones.

Con todo, los futuros del Dow Jones suben un 0,04%, los del S&P 500, un 0,05% y los del Nasdaq, un 0,05%.