Wall Street ha abierto este viernes mixto, con sbidas del 0,1% en el Dow Jones y S&P 500 y ligeros retrocesos en el Nasdaq. En una sesión de escasas referencias macroeconómicas, la atención se centra en la recta final de la presentación de resultados, mientras el dólar retrocede frente al euro, digiriendo todavía el dato de ayer de IPC.

Los precios al consumo subieron un 0,2% en abril en comparación mensual, ligeramente por debajo de lo previsto, y las solicitudes de subsidio por desempleo se mantuvieron en 211.000, en mínimos no vistos en 49 años, lo que alivió el temor de los inversores a un ajuste monetario más acelerado de lo que esperan.

Sobre el dato de IPC de EEUU, los expertos de Link Securities  subrayan que “por el momento parece que los temores de que se produzca una aceleración de la inflación que fuerce a la Fed a pisar el acelerador en su proceso de subida de tipos han pasado a un segundo plano”.

Por su parte, los analistas de Bankinter subrayan que el incremento de una décima hasta el 2,5% en comparación interanual supone alcanzar el nivel más elevado desde febrero de 2017. “Nuestro escenario central apunta a tres subidas de la Fed este año, lo que colocaría el tipo de referencia en el rango 2,00/2,25% a finales de año. El mercado asigna un 31% de probabilidad a una cuarta subida (hasta 2,25%2,50%)”, indican.

Desde Link Securities destacan que “los mercados seguirán vigilando la evolución de los precios del crudo, por el temor de que un alza continuada de éstos derive en mayores tensiones inflacionistas en los próximos meses”.

En este sentido, los inversores seguirán atentos a las noticias que se vayan produciendo sobre las posibles restricciones a la exportación de crudo de Irán que pueda implementar EEUU y sobre la capacidad de otros productores de crudo para compensarlas. “Por tanto, el abandono de EEUU del acuerdo con Irán y el incremento de las tensiones en Oriente Medio será una fuente de incertidumbre para los mercados en los próximos días”, añaden.

Hoy el petróleo Brent, de referencia en Europa, cede un 0,36%, hasta los 77,16 dólares; mientras que el West Texas cae un 0,41%, hasta los 71,05 dólares por barril. Ayer fue Bank of America quien dijo que veía riesgo de que el crudo se fuera a 100 dólares barril en 2019. “De momento las Bolsas parecen despreocupadas por el repunte de la inflación que esto supondría, y celebran la subida de compañías petroleras y energéticas”, indican desde Alphavalue.

Por otro lado, el dólar corrigió ayer con claridad tras publicarse datos de inflación en EEUU y hoy continua cediendo posiciones. El euro avanza y se intercambia a 1,1963 billetes verdes con una subida del 0,39%.

A nivel político, destaca que ya se ha fijado la fecha de la reunión entre Estados Unidos y Corea del Norte, que tendrá lugar el próximo 12 de junio en terreno neutral (Singapur).

Y mientras tanto, la temporada de presentación de resultados va llegando a su fin al otro lado del Atlántico.

Dropbox registró pérdidas de 465,5 millones de dólares en el primer trimestre del año, lo que supone multiplicar por 14 los 'números rojos' del mismo periodo de 2017, según ha informado la compañía, que debutó en Wall Street el pasado 23 de marzo y que atribuyó este resultado negativo al pago de 418,7 millones compensaciones en acciones. La firma estadounidense de almacenamiento de archivos en la nube pierde un 4,06% antes de que comience la sesión en EEUU.

Las acciones de Nvidia también caen más de un 2%, a pesar de presentar unos resultados que han estado por encima de lo esperado por los analistas. La compañía generó unos ingresos récords de 3.210 millones de dólares, y eso se traduce en ganar un 66% más. Asimismo, obtuvo 1.300 millones en ganancias operativas, lo que representa un aumento del 134%.

En el plano macro, en Estados Unidos hoy se conocerán los datos preliminares de la Universidad de Michigan de mayo, cuya previsión es que se mantengan en niveles máximos.