El número de estadounidenses que solicitó subsidio por desempleo se mantuvo en niveles similares a los de la semana pasada, en niveles previos a la recesión. Aun así, el crecimiento masivo en el sector servicios se ha enfriado en el pasado mes, ya que las empresas contrataron un menor número de nuevos trabajadores. (Ver comunicado)

Así, las solicitudes iniciales de desempleo desempleo en la semana que terminó el 28 de septiembre subieron en 1.000 hasta un total desestacionalizado de 308.000, según aseguró el Departamento de Trabajo.

El dato sigue encontrándose en niveles de antes de que se produjera la recesión económica en Estados Unidos entre 2007 y 2009, en una muestra de que el largo ciclo de despidos en las compañías se ha terminado. El número de estas solicitudes ha disminuido durante gran parte del año.

La media de peticiones iniciales de desempleo en las últimas 4 semanas se ha visto reducida en 3.750 con un total de 305.000 frente al último dato de 308.750. Además, los resultados de la tasa de paro que estaban previstos para mañana no saldrán a la luz por la situación de shutdown del país.



Desciende el ISM de servicios

Sin embargo, los empresarios han sido más reticentes a la contratación de nuevos trabajadores en las últimas fechas. El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM) aseguró que su índice de servicios cayó a 54,4 meses después de casi hacer el mayor registro en los últimos ocho años en el mes de agosto. El ritmo de contratación se enfrió, con el empleo subíndice deslizándose a 5277 el mes pasado, llegando al mínimo en cuatro meses. (Ver El ISM de servicios cae con fuerza)