Las acciones de Snap han logrado recuperarse de las ventas iniciales de la compañía en bolsa, cuando han llegado a caer más de un 5% después de que los insiders hayan tenido hoy la primera oportunidad de deshacerse de sus acciones tras la OPV de marzo.

Los títulos del dueño de Snapchat han llegado a tocar la cota de 13,10 dólares, un 23% por debajo de los 17 con los que debutó la compañía.

snapchat

Fuente: Bloomberg

Los llamados insiders, que son los ejecutivos e inversores que ya estaban en la compañía antes de su debut tenían prohibido vender sus acciones hasta hoy. Se trata de una de las condiciones que se les imponen a estos accionistas en las salidas a bolsa.

Según Bloomberg, JP Morgan ha calculado que en este primer periodo podrían llegar a venderse hasta 400 millones de títulos de la compañía, que a estos precios estarían valorados en algo más de 5.000 millones de dólares.

Desde su salida a bolsa, a los inversores les preocupa que Snapchat no sea capaz de hacer crecer su base de clientes, sobre todo cuando otros competidores como Facebook ya están lanzando servicios similares a los suyos, como la mensajería efímera.

La compañía publica sus cuentas del segundo trimestre el próximo 10 de agosto y el mercado vigilará atentamente sus resultados. En mayo, cuando se hicieron públicos sus números de enero a marzo, la empresa publicó unas cifras de crecimiento de usuarios muy inferiores a los previstos. En concreto, el número de usuarios diarios activos fue de 166 millones, cuando el consenso barajaba cifras superiores a 167 millones. En ese periodo, la empresa perdió 2,31 dólares la acción.

En este momento, tras las caídas, más de dos tercios de los analistas que siguen el valor apuestan por las ventas o mantener el valor. En concreto, un 31% de los expertos que monitorea Factset, apuestan por comprar, un 51% por mantener y el 17% restante por las ventas. El precio objetivo medio está situado en 16,87 dólares por acción, lo que le daría un potencial del 24%.