Ni un solo trimestre desde que salió a cotizar hace cinco años Facebook ha decepcionado con sus cuentas. Tampoco esta vez y, sin embargo, las acciones de la compañía reaccionan con caídas en bolsa. ¿Por qué?

Solo en los tres primeros meses del año, la compañía ha ganado 3.064 millones de dólares, un 76% más que un año antes. Las ventas, aumentaron un 49%, hasta más de 8.030 millones, casi todo gracias al impulso de los ingresos por publicidad.

 

Cuentas de FAcebook del primer trimestre

 

En concreto, los datos de Facset muestran que el beneficio por acción de la red social ha sido un 16% más alto que el que preveían los expertos (1,04 dólares por acción).  Pero eso parece no haber gustado a los inversores que conforme han ido digiriendo los resultados han empezado a vender títulos de Facebook. No es la primera vez que ocurre ya que de los 20 trimestres en los que ha publicado sus cuentas, en ocho ha caído aunque los resultados hayan sido mejores.

 

FAcebook sorpresa y día después

 

¿Por qué ha ocurrido esto esta vez?

Los expertos lo tiene claro, las ventas se producen después de que la propia compañía haya alertado de que hay un límite en el número de anuncios que puede poner en su plataforma.

Explican que “los ingresos van a caer significativamente después de que este mismo año deje de incrementar la frecuencia en la que aparecen los anuncios para evitar ahuyentar a los usuarios”. Por cierto, que el número de usuarios mensuales activos ha crecido un 17% y ya son 1.940 millones.  Tras esta declaración, las acciones de la compañía han llegado a caer más de un 4% en la preapertura.

Los directivos de la empresa han dicho en más de una ocasión, que están más preocupados en la calidad de los anuncios que en la cantidad.

A pesar de esta alerta a los inversores, lo cierto es que de los 20 analistas que han revisado sus modelos tras la publicación de resultados, solo 4 han rebajado el precio objetivo y 14 han optado por elevarlo. De esta forma, el precio objetivo medio es de 139 dólares por acción, por debajo de su cotización actual.

Quizá muchos analistas estén valorando el esfuerzo de Facebook por diversificar sus fuentes de ingresos. Por el momento, ninguna de las compras realizadas en los últimos años: como Whatsapp (que costó 22.000 millones de dólares) ha comenzado a ganar dinero, aunque nadie descarta que pueda comenzar a hacerlo en cualquier momento. Lo mismo ocurre con Instagram, que ya tiene 700 millones de usuarios. La compañía también está invirtiendo en otras iniciativas como la realidad virtual.

En lo que va de año, las acciones de la compañía suben más de un 31% hasta el cierre del miércoles.

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión colocan a Facebook en una clara fase alcista, al otorgarle ocho puntos de los diez posible.

 

Facebook indicadores premium