Microsoft está de parabienes en este 2021. Después de casi 50 años, la firma ha superado la capitalización de mercado de 2 billones de dólares en junio y durante las últimas 52 semanas su precio se ha disparado un 45%. Superando a Apple, Amazon y al S&P 500.  ¿Pero qué más la hace ser la compañía del año? Se pregunta Daniel Howley en Yahoo Finance.

Durante los últimos 12 meses, el gigante del software ha informado de unos ingresos enormes de 176.000 millones de dólares, un aumento de casi el 20% año tras año.

Gracias a su director ejecutivo Satya Nadella, la empresa de 46 años se está diversificando y prosperando en nuevos negocios que incluyen computación en la nube, aplicaciones de conectividad como Teams y aplicaciones sociales como LinkedIn.

Incluso ha evitado los escrutinios antimonopolio que otras tecnológicas como Facebook o Amazon tienen en sus ciernes.

Pero no todo es color de rosas

Microsoft no logró penetrar en el mercado de los teléfonos inteligentes, a pesar de gastar más de 7 mil millones de dólares para comprar Nokia. Si bien LinkedIn se ha desempeñado bien, las capacidades de redes sociales de Microsoft todavía son eclipsadas por Facebook.

El giro de Azure

En 2010, la compañía lanzó Azure, una versión de Windows impulsada por la nube. Ahora es uno de los proveedores de nube más grandes del mundo, ofrece los últimos servicios en la nube y ocupa el segundo lugar en participación de mercado solo detrás de Amazon Web Services.

Pero esto requirió que la firma se re inventara. En lugar de vender piezas de software individuales, comenzó a vender suscripciones que generan ingresos recurrentes.

Sus productos de Office, por ejemplo, ahora están disponibles principalmente como productos basados en la nube para aplicaciones comerciales y de consumo. Y en el primer trimestre fiscal de 2022, eso significó un crecimiento de los ingresos del 18% y el 10% para los negocios comercial y de consumo, respectivamente.

"Durante mucho tiempo, Microsoft se resistió a la computación en la nube y a abrir su software y ejecutarlo en otros dispositivos porque pensaban que canibalizaría Windows, porque esa era su máquina de ganancias", dijo a Yahoo Finance el investigador principal de la Wharton School de la Universidad de Pensilvania, Scott Snyder.

"Todo el mundo en ese momento veía la nube como un negocio incipiente", señaló Snyder, autor de "La venganza de Goliath: cómo las empresas establecidas dan vuelta la mesa en los disruptores digitales".

Pero Nadella, que ayudó a fomentar el negocio de la nube de Microsoft antes de convertirse en el tercer CEO de la empresa en 2014, vio la oportunidad. Y es la nube la que empujó a Microsoft por encima de los 2 billones de dólares en 2021, según los analistas.

“Pero luego comienzas a agregar estas otras cosas que están aportando, ya sea LinkedIn, si se trata de otros tipos de plataformas que pueden permitir que las personas comiencen a desarrollar soluciones de Microsoft. Realmente están bien configurados para ayudar a las empresas en la transformación digital durante mucho tiempo”, agregó Snyder.

Estrategias de Inversión

Si bien Microsoft tenía aproximadamente el 20% de la participación del mercado global de la nube en 2020 detrás del 41% de Amazon, la compañía de software está ganando lentamente en Everything Store.

Durante los últimos cuatro trimestres, el segmento de la nube se ha disparado con aumentos interanuales del 34% en el segundo trimestre, el 23% en el tercer trimestre, el 30% en el cuarto trimestre y el 36% en el primer trimestre fiscal de 2022.

"Creo que los inversores no apreciaron la historia incluso hasta el 2021, pensando que no quedaba tanta gasolina en el tanque de crecimiento", dijo el analista de Wedbush, Dan Ives.

“En cambio, en realidad se acelera, porque es una tormenta perfecta de demanda con más empresas migrando a la nube. He visto a Azure ganar participación frente a empresas como Amazon y AWS. Y las acciones ahora han comenzado a ser calificadas como una empresa en la nube, en lugar de la tradicional Microsoft. Ya no es la Microsoft de tu abuelo”, agregó Ives.

La compañía ahora ofrece versiones basadas en la nube de infraestructura de TI, servicios de alojamiento web y Office, así como versiones locales de su software de servidor.

Según Ives, solo el 30% de la base de instalaciones empresariales de Microsoft se ha trasladado a la nube, lo que deja por delante una enorme oportunidad de crecimiento.

"En nuestra opinión, no se trata de si, es cuando esta empresa alcanza una capitalización de mercado de 3 billones de dólares", comento Ives

“Ciertamente está en camino hacia allí, agregando 500 mil millones de dólares a su valor en solo cinco meses. Y la compañía continúa haciendo todos los movimientos correctos”, explicó Michael Cusumano, vicedecano de la Sloan School of Management del MIT.

“Están creciendo de nuevo, porque el uso de la nube ha ido en aumento”, dijo Cusumano. "Están en posiciones muy poderosas".

¿En qué más ha innovado Microsoft?

En abril, la compañía compró Nuance Communications, pionera en inteligencia artificial, por 19.7 mil millones de dólares. Una medida que beneficiará a todo, desde los esfuerzos de atención médica de Microsoft hasta sus ofertas de participación del cliente.

La compañía también se está sumergiendo en el incipiente metaverso a través de su software Mesh Teams. La idea es que colegas ubicados en todo el mundo participen en reuniones virtuales utilizando todo, desde auriculares AR y VR hasta sus computadoras portátiles, creando una sensación de presencia y haciendo que todos estén en la misma sala.

Al mismo tiempo, Microsoft está profundizando en su negocio de juegos con sus juegos en la nube Xbox Game Pass, una plataforma impulsada por los propios servidores en la nube de Microsoft. El servicio no solo marca a Microsoft como líder en el cambio a los juegos en la nube, sino que también garantiza que los usuarios más jóvenes reconozcan la placa de identificación de Microsoft. No está de más que también proporcione a los clientes potenciales de la nube una prueba de que los servidores en la nube de Microsoft son lo suficientemente robustos incluso para las aplicaciones más exigentes.

La cotización de la firma empieza la semana en rojo en los 322,49 dólares.  Mientras los indicadores de Ei se muestran mixtos.