Y con las sorpresas, siguiendo la tendencia de que “lo bueno es malo”, una mayor recuperación de la economía del país podría afectar a los mercados. Todo porque la Reserva Federal podría tomar estos indicadores para iniciar la retirada de los estímulos monetarios.

Así, hoy el Conference Board ha publicado el índice de indicadores líderes que debería haberse conocido el pasado mes de septiembre, pero que se retrasó por el shutdown. Así, este indicador que mide la evolución de los ciclos económicos y que está compuesto por 10 indices, ha subido más de lo esperado.

Concretamente en septiembre creció un 0,6%, hasta 97,1 puntos; la misma subida que se produjo en el pasado mes de agosto.

El Leading Indicators de septiembre sugiere que la economía se estaba expandiendo modestamente y, probablemente, ganando momentum antes del shutdown”, afirma el economista del Conference Board Ken Goldstein en el comunicado.

“Más allá de los inmediatos efectos del cierre de la administración, el principal reto es saber si la economía será capaz de superar a finales de 2013 o durante 2014 la debilidad del consumo que se asienta en la pobre subida de los salarios y los bajos niveles de confianza”, apunta el economista. (Ver comunicado)

Leading Indicator de septiembre



Por otro lado, también se ha conocido que el precio de las viviendas unifamiliares subió en el 88% de las ciudades del país durante el cuarto trimestre del año.

La National Association of Realtors también ha comunicado hoy que los precios han subido en 144 de las 163 áreas metropolitanas en las que se realiza el estudio. Es más, apuntan que en un tercio de ellas, las subidas ha sido superiores al 10%. De hecho, la media nacional de los precios ha experimentado la mayor subida interanual en casi 8 años.

La continua mejoría del sector ha llevado al stock de viviendas hasta 5 meses, desde 5,9 meses un año antes.

Según Lawrence Yun, el economista jefe de la asociación, “el aumento de los precios y el incremento de los tipos de interés han hecho menos asequible el acceso a la vivienda”, afirma. En cualquier caso, el experto afirma que “la caída en las ventas ayudarán a restar parte de la presión en la subida de los precios y permitirá un aumento más bajo en 2014, que quedará por debajo del 10”. (Ver comunicado)