Más de 140.000 conductores de Amazon han recuperado 60 millones de dólares en propinas retenidas por la empresa entre 2016 y 2019 gracias a la intervención de la Comisión Federal de Comercio, según Reuters.

A principios de este año, la agencia demandó al gigante tecnológico y a su subsidiaria, Amazon Logistics, alegando que la compañía no pagó la totalidad de las propinas que los conductores de su programa Amazon Flex habían ganado.

Los conductores del programa entregan productos y comestibles pedidos a través de programas como Prime Now y Amazon Fresh. La demanda alega que la compañía mantuvo las propinas de los conductores durante un período de dos años y medio y detuvo la práctica después de enterarse de la investigación de la agencia en 2019.

Curso on.line de Estrategias de Inversión

Amazon acordó en febrero resolver el caso y entregar todo el dinero que retuvo, dijo la FTC.

La agencia dijo que enviará 139.507 cheques y 1.621 pagos de PayPal a los conductores de Amazon Flex. Los conductores a quienes Amazon les retuvo más de 5 dólares recibirán el monto total de las propinas retenidas. La cantidad más alta para un solo controlador de Amazon Flex es más de 28,000 dólares, mientras que la cantidad promedio es de 422 dólares, dijo la FTC.

La firma cerró el martes en rojo hasta los 3.540, 70 dólares. Mientras tanto, los indicadores de Ei se muestran mixtos.